Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAIS VASCO

Ramón Ormazábal: "La unión supondría un engaño a las bases"

El acuerdo adoptado por los comités centrales del PCE de Euskadi y EIA para iniciar un proceso de convergencia de cara a la eventual constitución de un partido de izquierdas, marxista y de ámbito vasco es calificado como «una flagrante vulneración» de los acuerdos del cuarto congreso de los comunistas vascos y «un engaño a las bases del partido» por Ramón Ormazábal, presidente del Partido Comunista de Euskadi, el que fuera el más significativo dirigente durante el período de clandestinidad en el anterior régimen.Ormazábal, que votó en contra del documento remitido por el Comité Central del PCE de Euskadi a EIA, declaró a EL PAIS que la iniciativa «supone un paso atrás en una dinámica convergente de los nacionalistas y no nacionalistas de clase, que había que haber madurado más y que ahora se ha precipitado». «En el cuarto congreso», afirma, «se acordó propiciar la maduración de las condiciones para una convergencia con EIA -por la que creo que está todo el partido-; pero esa maduración tenía que pasar por relaciones de coincidencia en la práctica política».

Considera el presidente de los comunistas vascos que ese proceso, tal y como se concibió en el congreso no se ha producido, «porque hay diferencias reales con EIA en problemas fundamentales». Y enumera a continuaciqn como diferencias notables las posiciones encontradas que entre una y otra fuerza existen ante los acuerdos sobre el empleo o el consejo de relaciones laborales que va a crearse en Euskadi, ante la política de concentración que propone el PCE para consolidar la democracia y ante el problema nacional vasco y el terrorismo.

Del documento remitido por el Comité Central de su partido a EIA, lo que más le duele a Ramón Ormazábal es el compromiso formal que se hace de total disolución de los lazos con el PCE de España. «En el cuarto congreso no se autorizó a nadie a prever o a prometer esta desvinculación ».

Malestar por el contenido del documento

Insiste Ramón Ormázabal en que la reacción de malestar por el contenido del documento está muy extendida entre las bases del partido. «Son muchos los camaradas que se sienten engañados al ver que, a sus espaldas, se han vulnerado los acuerdos del congreso, porque recuerdan que en el mismo no se acordó nunca entrar en Euskadiko Ezkerra, como, a su juicio, se plantea en la carta. Recuerdan que se mandató la creación de condiciones de confluencia para llegar a un proyecto de partido comunista de masas y en el documento no aparecen referencias explícitas al carácter comunista o eurocomunista del partido al que se dice aspirar».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 1981