Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Ardiaca, destituido como presidente del PSUC

El presidente del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), Pere Ardiaca, considerado como un adversario del eurocomunismo, fue destituido ayer de sus funciones por el comité central del partido, reunido en Barcelona.

La destitución se hizo en votación secreta de los miembros del comité central. Hubo 58 votos a favor de la destitución, 33 en contra y uno en blanco. A medida que los miembros del comité central depositaban su voto en la urna, abandonaban la sala y el resultado del escrutinio fue conocido hacia las 21.30 horas.La reunión del comité central se había iniciado a primeras horas de la tarde. Nada más comenzar esta última, el secretario general del PSUC, Francesc Frutos, pidió al presidente que se retractara o, en su defecto, que presentara su dimisión. Seguidamente tomó la palabra este último, quien dijo que se mantenía en su postura -rechazo del eurocomunismo- y que no pensaba presentar la dimisión, pero que en todo caso aceptaría la decisión que adoptara el comité central.

Tras un turno de intervenciones se pasó a la votación, que arrojó el resultado ya mencionado. Tras conocerse la misma se reanudó la sesión para tratar el segundo punto del orden del día, que consistía en ampliar el comité ejecutivo del partido. Este tema, planteado con la finalidad de dar entrada en el mismo a representantes del sector eurocomunista, se saldó con la aprobación de cinco nombres nuevos para el comité central: Josep Solé Barberá, Bartolomé Calderón, Ramón Espasa, Joan Sanjuán y Josep María Maymo, todos de tendencia eurocomunista.

Pere Ardiaca ha sostenido siempre las conclusiones, calificadas de «prosoviéticas», del V Congreso del PSUC, celebrado en el pasado mes de enero, y en el que fue rechazado el eurocomunismo. A mediados del pasado mes fue objeto de una advertencia para que- asumiera el eurocomunismo, después de una resolución del comité central en que volvió a adoptar esa línea política. Ardiaca se negó a aceptar los términos de la citada resolución y llegó a afirmar públicamente que no estaba dispuesto a hacer del eurocomunismo un elemento de su trabajo político.

Ardiaca, de 73 años de edad, es diputado por Lérida al Parlamento catalán. Ha pertenecido al PSUC desde su fundación, habiendo ocupado distintos cargos de responsabilidad en el partido, así como la dirección del órgano de expresión del PSUC, Treball.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de julio de 1981

Más información

  • Se negó a asumir el eurocomunismo