Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cuadra Rosales ganó por séptima vez la Copa del Rey

La cuadra Rosales, con Feeling, ganó por séptima vez la Copa del Rey, Gran Premio Nacional, reservado a los caballos y yeguas de tres años, nacidos y criados en España. Feeling es un producto de la yeguada de la Venta de la Rubia, propiedad. de la cuadra Rosales, que además de ganar la prueba se llevó el premio al criador.

La segunda plaza fue para Tawil y la tercera para Nocturnal. La prueba fue presenciada por el rey Juan Carlos, que entregó la copa de la carrera a la propietaria de la cuadra Rosales, Marita Villalonga.La cuadra Rosales ha roto su mala racha de este año al ganar con Feeling la Copa del Rey, que es la prueba más importante para los potros nacionales y la segunda mejor dotada del calendario, después de la Copa de Oro de San Sebastián. Feeling es hijo de otro gran caballo de Rosales, Chacal, que ahora ejerce como semental en la Venta de la Rubia. El ganador comenzó su campaña este año con un segundo puesto en el Cimera, carrera que no fue muy buena para el caballo de Rosales, que además tuvo que correr sobre un terreno muy pesado. Más tarde, Feeling triunfó en el Torre Arias sobre una distancia muy inferior a la del Nacional.

La victoria de Feeling fue muy cómoda, ya que dominó la prueba desde que se dio la salida. El caballo de Rosales sólo fue inquietado por Tawil, que remató muy bien en los últimos metros. Tawil confirmó en la Copa del Rey su carrera en el Velayos, en la que ganó y luego fue injustamente distanciado.

Los caballos de la cuadra Mendoza corrieron mal. Sobre todo, Rockero, que no figura en ningún momento. Nocturnal fue el mejor de los Mendoza, aunque no tuvo mucha suerte, ya que en la recta de enfrente fue molestado por Feeling y desplazado del lugar que ocupaba en el pelotón.

El jinete ganador de la reunión fue Carudel, que además de vencer con Feeling, en el Nacional, se impuso con Vall d'Aran, en el Parque del Oeste.

Feeling, después de su arrollador triunfo en la Copa del Rey es el más firme candidato a la victoria en el Premio Villapadierna, derby español en el que se enfrentarán los potros nacionales con los importados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1981