_
_
_
_

Debate en el Parlamento británico sobre el tema de Gibraltar

Andrés Ortega

Lord Nicholas Bethel, conservador y diputado británico. del Parlamento Europeo y de la Cámara de los Lores ha decidido promover un debate en la mencionada Cámara, que se celebrará hoy, «para llamar la atención sobre el acuerdo anglo-español de 1980 sobre Gibraltar, con especial referencia a la solicitud de ingreso de España en la Comunidad Económica Europea.

Lord Bethel organizó el año pasado un grupo en el Parlamento Europeo para representar los intereses de los gibraltareños en la Comunidad Económica Europea (CEE). El 21 de julio de 1980, la Asamblea de Gibraltar reconoció formalmente a este grupo. Desde entonces, lord Bethel ha venido defendiendo los intereses de los gibraltareños, aunque «reconociendo también los puntos de vista españoles», según declaró a EL PAIS, y ha estado haciendo indagaciones sobre los posibles efectos en Gibraltar de un futuro ingreso de España en la CEE. El grupo, formado por tres eurodiputados británicos conservadores (lord Bethel, Adam Fergusson y Gloria Hooper) y tres laboristas (Kenneth Collins, Brian Key y Alfred Lomas), se formó poco después de la visita de Joshua Hassan a Estrasburgo en abril de 1980.A una consulta de lord Bethel sobre si se podría aplicar a Gibraltar un estatuto de inmigración similar al que está en vigor para Luxemburgo, el entonces presidente de la Comisión Europea, Roy Jenkins, respondió el 13 de octubre del año pasado: «... Hay, como usted sabe, algunas reglas de la Comunidad que no se aplican a Gibraltar, pero las disposiciones que se aplican sin excepción son las que se refieren al movimiento de trabajadores..., al derecho a establecerse ... y al movimiento de capital ... ».

Movimiento de trabajadores

«Aunque sujetas, a cualquier acuerdo para el período de transición que pudiera incluirse en el tratado de adhesión de España, estas disposiciones se aplicarán en España a favor de Gibraltar e igualmente en Gibraltar a favor de España». Entre las posibles restricciones para el período de transición, Roy Jenkins, cita el libre movimiento de trabajadores. «Pregunta usted», añade la carta, «sobre la disposición especial para Luxemburgo respecto al libre movimiento de trabajadores, que estaba incluida en el protocolo anejo al Tratado de la CEE. El artículo 2 de ese protocolo decía simplemente, en términos generales, que "al concebir las regulaciones sobre la libertad de movimiento de trabajadores..., la Comisión tomará en cuenta, en lo que respecta al gran ducado de Luxemburgo, el respeto a Gibraltar", y de hecho nuestro punto de vista legal es que cualquier modificación para Gibraltar de las disposiciones básicas del tratado de la CEE, como aquellas que se refieran al libre movimiento de trabajadores, no sólo tienen que ser no discriminatorias en forma, sino que requerirán además el mismo procedimiento engorroso de ratificación que los propios tratados básicos». La carta termina diciendo: «Espero que comprenderá, a través de mis comentarios, que la Comisión tiene muy presente la situación de Gibraltar en el proceso de la ampliación y que apreciamos la importancia de todas estas cuestiones para la gente de esa comunidad muy pequeña, pero muy especial».

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Según lord Bethel, no es el Gobierno británico el que establece la relación entre la cuestión de Gibraltar y el ingreso de España en la CEE, sino los eurocitados, aunque esto no significa, aclaró lord Bethel a EL PAIS, que éstos -adopten una actitud antiespañola. Para lord Bethel, «Gibraltar es más un problema para España que. para Gran Bretaña», deplorando el hecho de que esté muriendo el espíritu de Lisboa Si España quiere recobrar la soberanía sobre Gibraltar, recalcó lord Bethel, tendría que adoptar una actitud muy diferente hacia los gibraltareños.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_