Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

"El español y los siete pecados capitales"

La serie El español y los siete pecados capitales, basada en la obra original de Fernando Díaz-Plaja, según adaptación libre de Juan Miguel Lamet, comienza a emitirse esta noche (21.30-22.30) en siete episodios de cuarenta minutos cada uno.La pareja de actores Jesús Puente y Juanjo Menéndez interpretan a los dos protagonistas del programa, Marcelino Fernández Carballo y su compañero Margallo. Marcelino es el narrador, «figura necesaria para que haga hincapié en los detalles y circunstancias en que», afirma la sinopsis oficial, «el autor va apoyando el discurrir de las ideas. Don Marcelino es políglota humilde y cordial, enciclopédico marginado; hombre bueno y sabio que, a veces, fustiga con la grandilocuencia de los viejos predicadores y, en otras ocasiones, susurra convincente y certero, con el ingenio cazurro del pastor o del boticario». Don Marcelino es contratado para dictar en un ateneo una serie de conferencias sobre «el español y los siete pecados capitales». Margallo es el director del ateneo, pero la convocatoria no tiene éxito. «Casi nadie acude, claro es», añade la sinopsis oficial de Televisión Española, «si hacemos salvedad de incondicionales, los aburridos empedernidos, alguna pareja de novios que no tiene otra cosa mejor que hacer y, quizá, los tránsfugas del bar o la biblioteca».

Las conferencias y los dos personajes centrales son el recurso cinematográfico para afrontar la temática del libro de F. Díaz-Plaja, es decir, los españoles y la soberbia (dos capítulos), la avaricia y la gula (un capítulo), la envidia, la ira, la pereza y la lujuria.

La dirección de esta serie ha sido encomendada a José María Forqué, experto y buen conocedor del oficio, que, si se exceptúa su realización de El sombrerito, sobre guión de Antonio Gala, debuta hoy en Televisión Española.

La producción del programa que incluye un reparto de 31 actores, además de los protagonistas, ha sido producida enteramente por una empresa privada, Eco Films, SA, con un presupuestos de 45 millones de pesetas, según confirmó a EL PAIS el guionista y adaptador, Juan Miguel Lamet. Un presupuesto que, a la espera de su aceptación por parte de la audiencia constituye una inversión muy rentable para la televisión estatal cuyo presupuesto para programas similares de producción propia es, por regla general, el doble de lo que ha costado la adaptación de este libro-reportaje de Díaz-Plaja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de octubre de 1980