Un bretón cruzó el Atlántico en un bote de remos

El navegante solitario Gerard D'Aboville, de nacionalidad francesa, que partió el pasado día 10 de julio de Cap Cod, cerca de New Port, en Estados Unidos, con la intención de atravesar el Atlántico en un bote de remos, el Capitán Cook, llegó en la tarde de ayer al meridiano de Ouessant (Francia), tras 73 días de navegación en solitario, a lo largo de 5.200 kilómetros de océano Atlántico.El navegante bretón fue recogido a las cinco de la tarde de ayer por el buque de la Marina de guerra francesa en la vertical de Ouessant. Desde el pasado jueves el navegante había estado a punto de lograr su objetivo, pero unos fuertes vientos le arrastraron hacia las costas inglesas y le introdujeron en una peligrosa zona con abundante tráfico de barcos petroleros. A pesar de todos los peligros, el navegante rogó a las autoridades marítimas que no se le detuviera.

Una vez conseguido su objetivo, Gerard D'Aboville será desembarcado a bordo del Capitán Cook en la mañana de hoy, a la entrada del puerto de Brest, capital de la Bretaña francesa, para que recorra sus últimas millas a remo y sea aclamado por sus compatriotas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de septiembre de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50