Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentan las posibilidades de medalla al ganar a Brasil

El equipo español jugó ayer un magnífico partido, sólo igualado por el que realizó frente a Yugoslavia, si bien los contrarios de ayer no fueron en ningún momento rival demasiado peligroso. Con este triunfo, sí se gana hoy a Cuba, caben muchas posibilidades de alcanzar la medalla de bronce, con el permiso de otro difícil contrarió, el equipo italiano.Díaz Miguel planteó el encuentro sobre la sólida base de Brabender, Sibilio, Corbalán, De la Cruz y Epi. Con este bloque homogéneo y conjuntado salió mucho más seguro que en partidos anteriores, y desde el principio mandaba sobre los brasileños, que empezaron fallando en su especialidad, que son los contraataques y los tiros desde ocho metros.

En toda la primera parte, el conjunto español se defendió bien por zonas y supo contraatacar, al tiempo que Corbalán y Epi vigilaban estrechamente a Markino y Souza, sin duda los hombres más peligrosos. El juego lento de Brasil facilitaba a Sibilio y De la Cruz los encestes. Cuando no habían pasado diez minutos, España doblaba en puntuación (24-12) a los brasileños. Se llegaba al final de los veinte minutos con el resultado de 52-34, que aliviaba considerablemente las posibilidades de la segunda mitad.

Reanudado el juego, los brasileños no reaccionan y, como en los minutos anteriores, fallan a menudo en el tiro a la canasta y, sobre todo, en una de sus especialidades, que es el rebote ofensivo. Era, sin duda, un partido en el que las cosas le salían mal a Brasil; que el día anterior había ganado a Cuba, después de un buen encuentro.

El entrenador español hizo los mínimos cambios de Corbalán y Epi por Flores y So lozábal. Corbalán volvería cuando expulsaron a Brabender. Mientras tanto, los brasileños ensayaban las sustituciones de Oscar, Nascimento y Carioca por Saini, Jesús y Vido. Markino y Oscar eran los más difíciles de controlar a la hora del enceste. El preparador brasileño, a partir del minuto cinco de la segunda parte, inicia el pressing, pero tampoco consigue mejorar el partido.

El tanteo se mantiene con los veinte puntos de diferencia hasta los últimos cuatro minutos, en que el cinco español juega a placer, y de noventa puntos pasa a 110, mientras Brasil a duras penas consigue llegar a los 81 puntos. El final fue un paseo para los hombres de Díaz Miguel, quien ha justificado los pocos cambios realizados en su equipo en función de que los cinco hombres base estaban jugando sin ningún fallo, y de ha ber metido gente de refresco, tal vez hubiera influido para no conseguir un tanteo tan abulta do, que puede ser necesario para las clasificaciones por el gol average. También informó que López Iturriaga ha padecido una lesión de abductores y, aunque se encuentra bastante recuperado, todavía no está en su mejor forma física.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 1980