PAÍS VASCO

Posible suicidio de un guardía civil en Guipúzcoa

El guardia civil José Alonso Arévalo murió ayer en un centro sanitano de San Sebastián, donde fue ingresado con un tiro en la cabeza que, según todos los indicios, efectuó él mismo con su propia arma reglamentaria. El herido, en estado de suma gravedad, fue encontrado a primeras horas de la mañana por dos guardias civiles de Tráfico, que le trasladaron desde el cruce de Arrona hasta la residencia sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, donde murió poco después de ingresar.

José Alonso Arévalo, adscrito al cuartel que la Guardia Civil tiene en Orio, apareció en el interior de su vehículo, donde más tarde se recogió un casquillo de bala perteneciente a su arma reglamentaria. A últimas horas de ayer no existía ninguna versión oficial sobre el violento suceso, aunque los datos con los que se contaba avalaban la hipótesis de un suicidio consumado frente a la de un posible atentado.

José Alonso Arévalo, que residía desde hace tiempo en el País Vasco, había nacido hace 31 años en Salamanca, estaba casado y tenía tres hijos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS