Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Klammer, el esquiador más rápido en competición

La máxima velocidad alcanzada por el hombre sobre nieve y con esquíes, sin medios mecánicos, han sido los 200,222 kilómetros por hora conseguidos por el norteamericano Steve McKinney. En descenso de competición, sin embargo, aunque en ciertos momentos se han llegado a conseguir hasta 140, la máxima media obtenida ha sido de 111,367, logrados por el austriaco Franz Klammer en la denominada «autopista» de Val Gardena (Italia), en 1975. El mismo esquiador superó así su marca, loorada un año antes en Schladming (Austria).Otras velocidades máximas han sido: 109,434, del canadiense Ken Read, en 1978, en Schladmin, la otra «autopista» -los esquiadores de este país, denominados kamikazes, han hecho prevalecer fuerza y potencia a técnica-. Klammer, gran dominador del descenso mundial hasta hace poco tiempo, también hizo 109,41 en Garmisch, 1975, y 108,816 en Laax, Suiza, 1977. En los últimos cuatro años se han superado los cien kilómetros por hora de media en más de veinticinco ocasiones. Un suizo ya retirado, Roland Collombin, aun sin llegar nunca a los 108, ha sido de los más rápidos. Naturalmente, como en el kilómetro lanzado, también ha dependido del momento meteorológico de la prueba -incluido el estado de la nieve- para conseguir mayores promedios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 1980