Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo también dio talones sin fondos a Morena

La directiva se ha equivocado al cesar a Héctor Núñez. El técnico no era culpable de la situación, salvo en la mínima parte proporcial que le correspondía. La decisión ha sido apresurada.» Fernando Morena, la indiscutible figura del Rayo y uno de los mejores jugadores extranjeros que han venido a España en los últimos tiempos, no sólo ha sentido la marcha de Héctor Núñez. «Yo únicamente exijo a la directiva de un club que pague, nada más.» Y Morena tampoco ha cobrado aún nada de su contrato. El uruguayo, un auténtico crack mundial, ha vivido en el Rayo la penosa circunstancia de pretender cobrar con talones sin fondos.

El fichaje de Morena fue considerado por muchos, a nivel económico, como una operación descabellada. La situación de las arcas rayístas se agravó además al adelantar el pago correspondiente al Peñarol de Montevideo. La excepcional calidad deportiva del jugador había tapado hasta el momento, con aceptables resultados, todas estas cuestiones que han estallado con el cese de Héctor Núñez. «Sinceramente pienso que la directiva ha cometido un error. Además me parece incongruente que se le hubiese ofrecido la renovación y a los pocos días se le cese. Es algo que no tiene sentido, como tampoco lo tiene ese intento de renovación con la Liga a medio camino.»El fondo de la crisis vallecana tiene su motivación, como otras muchas cosas, en los problemas económicos. Morena, cuyas condiciones humanas marchan parejas a las deportivas, pretende quitar hierro en estos momentos. «Ultimamente se está calmando la cosa. Parece que se está intentando encarrilar la situación económica, con un préstamo, al parecer, que han concedido a la entidad. Pero no cabe duda de que un profesional de cualquier faceta se siente a disgusto si no cobra. Particularmente, yo sólo exijo una cosa a una directiva de club: que pague. »

Y Morena no se encuentra entre los tres o cuatro jugadores que, al parecer, sí han cobrado algo de la ficha. «No, yo aún no he cobrado nada. Solamente las mensualidades y las primas. ¿Talones sin fondos? Sí, a mí también me pasó.» Morena necesitó incluso en determinada ocasión pedirle dinero a su compatriota Custodio para realizar unos pagos.

El delantero uruguayo, una celebridad en su país y que «venía a ganar dinero a España», debe sentirse extrañado por todo este cúmulo de cosas. «Allí también hay problemas, pero el trato es distinto. A nivel humano, hay más acercamiento entre directivos y jugadores. Uno se siente protegido, respaldado. Aunque yo en el campo olvido todo y sólo me obsesiona el triunfo, no me pongo a pensar en estas cosas. La situación del Rayo no es todavía alarmante. Necesitamos no perturbarnos, no perder la calma. ¿La plantilla desunida? En todos los equipos los chicos que no juegan con asiduidad se sienten molestos. Aquí ha pasado eso, y quizá por ello ha habido también varios muchachos que han estado contra el entrenador.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 1980

Más información

  • El "crack" uruguayo no ha cobrado un céntimo de su fichaje de contrato