Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación disidente en Varsovia

Una manifestación patriótica de inspiración disidente tuvo lugar en la tarde del pasado martes en los alrededores de la tumba del soldado desconocido, en pleno centro de la capital polaca, para celebrar el 35 aniversario de la insurrección de Varsovia.

Es la primera vez que una manifestación de tal signo se desarrolla en el aniversario de la insurrección de Varsovia. Ayer, miércoles, delante del monumento conmemorativo del acontecimiento, tuvo lugar un acto oficial, organizado por las autoridades bajo el signo de la unidad nacional.

La manifestación disidente comenzó en la tarde del martes con una misa oficiada en la catedral de Varsovia por el obispo, monseñor Zbigniev Kraszewski, ante cerca de 6.000 fieles. Después se puso en marcha la comitiva para dirigirse a la tumba del soldado desconocido, donde el portavoz del Comité para la Defensa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, Wojcieh Ziembinski, depositó una corona «en nombre de la población de Varsovia».

En la alocución que pronunció seguidamente, y que fue larga y fuertemente aplaudida, Ziembinski hizo un llamamiento a favor de la «continuación de la lucha por la libertad hasta que Polonia disfrute de su plena libertad e independencia».

La manifestación se disolvió sin que interviniera la policía. Las fuerzas del orden no aparecieron en ningún momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1979

Más información

  • En el aniversario de la insurrección