Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Leningrado, Kiev, Tallin, y Minsk, sedes olímpicas además de Moscú

Además de Moscú, donde se celebrarán la mayoría de las competiciones deportivas, las capitales de otras tres repúblicas soviéticas, Estonia, Ucrania y Bielo-rrusia y la ciudad rusa de Leningrado ultiman los preparativos para recibir a atletas y turistas que llegarán con motivo de los Juegos Olímpicos 80. Los estadios de Leningrado, Kiev y Minsk y las aguas del golfo de Tallin serán escenarios de los preliminares del torneo futbolístico y de la regata olímpica, respectivamente.

En reciente visita a Kiev, EL PAÍS pudo comprobar el interés con que el Comité Urbano de la Cultura Física y los Deportes transforma sus terrenos deportivos. El presidente de dicho comité, Victor Astajov, informó sobre las reformas que se llevan a cabo, principalmente en el estadio Central, capaz para 100.000 espectadores, y el campo del Dinamo, cuyos futbolistas han proporcionado a la ciudad numerosos campeonatos de la Liga soviética. «Las obras que realizamos -subrayó Astajov- servirán no sólo para los torneos preliminares de fútbol, sino también de centro de formación de la reserva olímpica para los candidatos de la selección nacional.» Un nuevo sistema de drenaje y calefacción permitirá contar con terrenos de gran calidad sin necesidad de depender de los caprichos del tiempo. Se construye un centro de recuperación y diagnóstico con piscina y locales para masaje, al tiempo que se modernizan otros quince estadios.Los ucranios, cuya ciudad es la tercera en población de la URSS, son grandes aficionados al deporte, que practican en dieciocho estadios, veintiuna piscinas, cuatrocientos gimnasios y un centenar de canchas. Más de 50.000 entrenadores, tres institutos de cultura física, trece facultades y tres facultades medias preparan a los especialistas en deportes. Es esta la razón de que decenas de ucranios hayan alcanzado los más altos títulos olímpicos. En los anteriores Juegos Olímpicos sus atletas contabilizaron veintiséis medaIlas de oro, veintidós de plata y veinte de bronce. En estos momentos se preparan concienzudamente más de trescientos deportistas con el fin de participar en la Espartaquíada, de donde saldrán aquellos que representarán a esta república en los Juegos Olímpicos. 11.000 turistas extranjeros y 30.000 soviéticos llegarán a Kiev en el mes de julio de 1980, la mejor época para visitar las colinas de la ciudad del Dnieper.

Más fútbol en Leningrádo y Minsk

 

En el estadio Sergei Kirov, de Leningrado, también se está a punto de terminar su reconstrucción. La ampliación de sus tribunas permitirá presenciar los partidos preliminares de fútbol a 100.000 espectadores. Al margen del acondicionamiento de otros recintos deportivos, cabe señalar que Leningrado es, después de Moscú, el centro cultural científico e industrial más importante del país, por cuyo motivo merece la pena poner la disculpa de los Juegos Olímpicos para re crearse en esta hermosa, entrañable y antigua San Petersburgo emplazada en 42 islas del río Neva, que tiene más de cuatro millones de habitantes y 34 de cuyos atletas lograron medallas en los Juegos de Montreal.

La elección de Minsk, capital de Bielorrusia, como sede de los torneos eliminatorios de fútbol es el precio debido a la afición demostrada por sus ciudadanos, ya que uno de cada tres practica sistemáticamente algún deporte Entre los que han alcanzado mayores éxitos figuran los campeones olímpicos Alexei Mevded, en lucha libre; la gimnasta Olga Korbut; Tatiana Samu senskova, en esgrima, y el campeón de tiro, Alesander Gazov. Con un estadio más modesto que el de las anteriores ciudades, el del Dinamo, con capacidad para 50.000 espectadores, y que también se reconstruye, será escenario de los encuentros preliminares y uno de los partidos de lo cuartos de final. Una autopista directa, donde se permitirá alcanzar la velocidad de hasta 150 kilómetros a la hora, une a Minsk con Moscú, por lo que está previsto que la mayoría de los turistas, alrededor de 11.000, lleguen a la capital de Bielorrusia por medio del automóvil.

Regatas en Tallin

Como en el caso de Leningrado, al mencionar la ciudad báltica de Tallin cabría dedicarse más a resaltar sus bellezas artísticas y culturales en lugar del aspecto deportivo. De todas formas, en esta faceta la capital de Estonia merece especial atención, puesto que va a ser la sede de las regatas olímpicas de vela. En torno a las aguas litorales del golfo de Tallin se celebrarán las pruebas, en un centro que ya reúne las más óptimas condiciones y que, sin embargo, se arnplía con un nuevo malecón más ancho que el antenor y con una autopista de cuatro hileras, dividida por una franja de césped, para lo cual hubo que sustraer cincuenta metros de terreno al mar.

Los organizadores de los Juegos de 1980 han puesto a disposición de los participantes de las pruebas 120 balandros Finn y otro número igual del tipo 470. Ambos yates olímpicos han sido fabricados por uno de los astilleros más grandes de Europa, situado en la misma ciudad de Tallin. Los balandros 470, diseñados en 1955 por el francés André Goran, se estrenaron en Montreal y tienen una aceptación mundial. La denominación le viene de la eslora, que equivale, según las normas vigentes para esta clase, a 470 centímetros. Es una embarcación relativamente pequeña y ligera que se fabrica de vidrio-resina. Una gran vela y el reducido peso del casco le permiten aumentar y reducir fácilmente la velocidad.

Los estonianos, gente propicia a hacer rápida y duradera amistad, con frecuencia repiten el dicho tradicional del pueblo: «Cuantos más amigos tengas, más caminos conducen a tu casa.» Bajo este eslogan esperan a los 10.000 turistas que en julio de 1980 llegarán hasta su república.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 1979

Más información

  • El fútbol, en sus fases preliminares, y la vela, deportes que se practicarán en ellas