Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fórmula 1: Gran Premio de Brasil

Segunda victoria consecutiva del francés Laffite

El francés Jacques Laffite, tras haber realizado un increíble tiempo de entrenamiento, con el que relegó a todos sus rivales a más de un segundo sobre el imbatible Ligier, logró en el circuito de Interlagos, en Brasil, su segunda victoria consecutiva de la temporada de fórmula 1.

La victoria de Laffite -a 188,6 kilómetros por hora de mediana convertido a este francés, de 35 años de edad, en el número uno de la historia de este deporte en el país vecino, por delante de Trintignant (dos triunfos), Cevert y Depailler (uno).Por otra parte, el hecho de que Depailler haya sido el segundo clasificado, y que Pironi -sobre un Tyrrel- haya terminado en cuarta posición, tras Reutemann, señala el enorme progreso experimentado por el automovilismo francés. Este deporte, hasta ahora dominado por los británicos, está comenzando a hablar en francés.

La carrera celebrada en el circuito de Interlagos no ha tenido mucha historia. Los dos Ligier, que partían en la primera fila, no tuvieron excesivas dificultades para imponerse. Desaparecido Mario Andretti en la primera vuelta, Lauda en la cuarta y Fittipaldi, que suele hacer un esfuerzo especial cuando corre ante sus paisanos, en la veintiuna.

Los Ligier, a base de mantener un ritmo muy fuerte y constante, se alejaban de los demás sin que éstos pudieran hacer nada por impedirlo. La deficiencia del estado del asfalto, que hacía que los coches rebotasen sobre sus suspensiones, perdiendo estabilidad en los virajes, no parecía afectar a los coches franceses de igual forma que a sus rivales. Nadie sabe por qué, pero los Ligier son netamente más rápidos que los demás.

Ante el dominio de Laffite y de Depailler, sólo Reutemann y Pironi, tercero y cuarto, respectivamente, al final de la carrera, pudieron salvarse de ser doblados. Al término de la misma, Tyrrell puso una reclamación a Lotus por haber sido empujado por Reutemann en la salida, pero los comisarios parece que no quisieron aceptarla. Los siguientes clasificados, Villeneuve -quinto- y Scheckter -sexto-, los dos pilotos de Ferrari -aunque en orden inverso al puesto que ocupan en el equipo-, fueron doblados por los Ligier al tener que detenerse en boxes para cambiar sus neumáticos, totalmente degradados. Después se clasificaron Mas (Arrows), Watson (McLaren) Patrese (Arrows) y Jabouille (Renault).

Tra esta segunda carrera del mundial, segunda que gana Laffite, es el francés quien ocupa la primera posición de la clasificación del campeonato, con dieciocho puntos. Tras él figura Reutemann, con diez, y Depailler, con nueve, los tres únicos pilotos que han logrado puntuar en las dos carreras. Después, Watson, cuatro; Pironi, tres; Andretti, dos; Scheckter y Fittipaldi, uno.

Por otra parte, el hispano-francés Marc Etchebers, sobre un Porsche, ganó con gran facilidad el Rallye Vasco-Navarro, primera prueba puntuable para el Campeonato de España.

Mientras tanto, en las 24 horas de Daytona ganaron los norteamericanos Haywood, Ongais y Field, sobre un Turbo Porsche, a 174,8 kilómetros por hora de velocidad media.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de febrero de 1979