Cierre patronal en FEMSA

La dirección de FEMSA ha decidido responder a las medidas de presión que vienen realizando sus trabajadores con el cierre patronal de sus centros de trabajo, a partir de hoy, durante 48 horas.La plantilla de FEMSA, 7.000 trabajadores distribuidos en doce centros de trabajo, ha venido realizando paros de dos y cuatro horas diarias, en un principio, y en los últimos días han disminuido su productividad al 50%, cómo medidas de presión para que la empresa aceptara sus reivindicaciones de cara al convenio. Los trabajadores, las negociaciones las llevan CCOO y USO (UGT ha quedado excluida, aunque apoya al comité de empresa, por imponerse el criterio de comités sobre secciones sindicales), reivindican un Incremento salarial del 16% frente al 11,5% ofrecido por la empresa.

FEMSA, por otra parte, pretende ajustar a la ley la jubilación, lo que supone elevarla a los 65 años, frente al pacto vigente trabajadores-empresa, que venía aplicándola a los sesenta años, informan fuentes sindicales. La patronal pretende también, según las citadas fuentes, imponer la movilidad de plantillas y aumentar la productividad sin contra prestaciones (es decir, bajar los tiempos de producción con igual prisma). Se niega, por último, a aceptar las reivindicaciones de los trabajadores en cuanto a acción sindical en la empresa.

El lock-out estaba previsto en principio para ayer, pero ante la amenaza de los trabajadores de encerrarse en las instalaciones se decidió aplazar a hoy el cierre

Huelga en John Deere

La plantilla de John Deere, 1.750 trabajadores, inició ayer una huelga prevista hasta el viernes para presionar a la patronal que acepte sus reivindicaciones en el convenio. La empresa ofrece un incremento del 14% (los trabajadores piden dos puntos más) y se niega a negociar derechos sindicales, reducción de jornada y jubilación anticipada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de enero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50