Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descarriló el expreso Madrid-Algeciras en la provincia de Málaga

El expreso Madrid-Algeciras descarriló a su paso por la provincia de Málaga, entre las localidades de Benaoján y Jimena de Líbar, al chocar con una roca caída a la vía a causa del fuerte temporal que azota la zona. El accidente no produjo víctimas. Las intensas lluvias han ocasionado inundaciones en las zonas más bajas de la capital, en la que cayeron más de 120 litros por metro cuadrado en veinticuatro horas.El accidente ferroviario se produjo sobre las nueve de la mañana. Las lluvias hicieron desprenderse una roca, que quedó sobre la vía. Al topar el expreso con ella, una de las máquinas cayó al río contiguo, la otra quedó semivolcada y descarrilaron dos vagones. En el tren viajaban seiscientas personas, ninguna de las cuales sufrió daños de ningún tipo. Unicamente sufrieron heridas el maquinista de la locomotora que cayó al río, y su ayudante. El nombre del maquinista, cuyas lesiones son de cierta consideración, es Antonio Carmona Sanz. Su ayudante, Antonio Cáceres Cárceles, sólo sufre lesiones de pequeña importancia.

Por otra parte, las fuertes lluvias fueron también la causa de la muerte de un vecino de Málaga, José Barrego Pareja, natural de Estepa (Sevilla), y que fue hallado en la madrugada de ayer caído boca abajo, en un charco. Al realizarse la correspondiente autopsia se supo que el fallecimiento se había producido por asfixia, lo que hace suponer que José Barrego sufrió una caída -bien porque resbaló o porque se sintió indispuesto-, y al hacerlo boca abajo, en el agua, falleció ahogado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1979

Más información

  • El temporal hizo caer una roca sobre la via