Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silva hace un llamamiento a la unidad de la derecha

Apasionados llamamientos a la unidad de la derecha, ante «el futuro teñido de rojo por el socialismo que puede amanecer sobre España el día 2 de marzo», al mismo tiempo que grandilocuentes citas a Dios y a la Patria en momentos en que «Dios no está de moda y se tiene,vergüenza de hablar de Patria», fueron las constantes que jalonaron las intervenciones de los líderes de Derecha Democrática Española (DDE) en el acto de presentación de esta coalición electoral celebrado ayer en un hotel madrileño ante la presencia de unas 3.000 personas.

Gritos de unidad, unidad, vivas a Blas Piñar y abucheos a UCD cuando algún orador criticó el actual faccionamiento de la derecha, se refirió a las llamadas fuerzas nacionales o citó al Gobierno, respectivamente, fueron apasionadamente coreados por las personas asistentes al acto, muchas de las cuales llevaban bien visible brazaletes o Insignias con los colores de la bandera española. Según manifestó a EL PAÍS uno de los líderes de la coalición, la presencia de estas personas con tales signos constituyó un claro incumplimiento del compromiso previo que se había adoptado en el sentido de que el acto sólo fuese presidido por un único signo: la bandera nacional colocada junto a la presidencia.Federico Silva, líder de uno de los seis partidos que integran esta coalición, la cual a su vez se ha unido electoralmente con las llamadas Fuerzas Nacionales que dirigen Blas Piñar, Fernández Cuesta y Girón, definió a Derecha Democrática Española como «una derecha sin vergüenza», a la vez que calificó de «distinción grotesca» la que se hace entre derecha civilizada e incivilizada. Tras manifestar que el Intento de esta coalición es hacer coincidir la derecha sociológica con la políti ca, manifestó que la derecha que propugna no quiere ser inmovilista, ni de élites, ya que debe enfrentarse con los desafíos de la época moderna.

También afirmó el señor Silva que esta derecha debe ser democrática, aunque precisó «que con esto no estoy defendiendo la democracia que ha parido el trípode de Adolfo Suárez, Felipe González y Santiago Carrillo. La democracia del consenso». El señor Silva hizo historia de la creación de Alianza Popular y de su separación de la misma ya que, manifestó, después de la votación de la Constitución en el Congreso «no podíamos irjuntos a las elecciones». Tras manifestar que si la derecha no va unida a las elecciones, el día 2 de marzo habrá o un Gobierno socialista o el desgobierno, el señor Silva defendió la idea de que es necesario que en cada circunscripción vaya una sola candidatura de derechas. A este respecto manifestó que Derecha Democrática Española ha mantenido múltiples conversaciones con la Coalición Democrática que integran los señores Areilza, Fraga y Osorio.

Con anterioridad a Federico Silva hablaron abundando en las mismas ideas Gonzalo Fernández de la Mora, Luis Jáudanes, Pedro Mendizábal y Jesús Barros de Lis. El partido que dirige este último, Unión Demócrata Cristiana, se adherirá a Derecha Democrática Española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 1979

Más información

  • En el acto de presentación de Derecha Democrática Española