Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Carreras de caballos

"El Señor", favorito en el Memorial, posiblemente su última carrera

El Señor sale esta tarde -posiblemente por última vez- a las pistas, y de nuevo como gran favorito en el gran premio Memorial Duque de Toledo (grupo I). Esta será la prueba más importante de la reunión y de toda la temporada de otoño. El Señor se enfrentará con ocho caballos, de los que El Coloso, segundo en la Copa de Oro, y Revirado, ganador del Gran Premio de San Sebastián, parecen sus mayores enemigos.

Por otro lado hay que destacar la reaparición de Príncipe Duero, que no corrió en la Copa de Oro. El caballo de la cuadra Corellana tomará parte en el Villamejor, por lo que posiblemente no se empleará a fondo hoy.Este es el programa completo de esta tarde.

El Señor, uno de los mejores caballos de los últimos años, junto con Chacal, Rhefisimo, Terboch, Muy Mourne y algunos otros, que quizá se retire hoy de las pistas, está valorado en varios millones de pesetas. Ha ganado casi todas las pruebas importantes del calendario español, consiguiendo en premios una cantidad que supera los siete millones de pesetas. De ahora en adelante El Señor irá probablemente a una yeguada donde sus productos, como ocurre con todos los grandes caballos, se cotizarán mucho. Su propietario, Ramón Mendoza, ha declarado que prefiere esperar a la carrera para decidir sobre su futuro, pero éste parece el más seguro, en opinión también de su entrenador, Angel Penna.

De las quince carreras en las que ha tomado parte El Señor se ha impuesto en nueve, destacando las dos victorias del Gran Premio de Madrid y la de la Copa de Oro de San Sebastián. En todas las carreras ha realizado un buen papel, menos en el pasado Memorial, a causa de una lesión. Este año el caballo irlandés de cuatro años ha ganado todas las pruebas en las que ha tomado parte.

Cuando Ramón Mendoza compró El Señor en Irlanda, en un lote de caballos y por algo menos de un millón de pesetas, no se imaginaba que éste llegaría a ser el mejor del hipódromo. El día de su debut Mendoza comentó: «Tengo en mi cuadra un hippy y un señor, y me parece que es mejor El Hippy.» El propietario se equivocó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1978