El Burgos busca la tranquilidad ante el Atlético

Una sola duda mantiene Lucien Muller de cara al compromiso con el Atlético de Madrid. Viteri o Quini para un puesto en la vanguardia. Esta incógnita no la resolverá el técnico hasta momentos antes del partido, aunque parece contar con más posibilidades el primero de ellos, repuesto ya de una lesión que le ha mantenido tres jornadas en el dique seco. La alineación, por tanto, será la siguiente: Navarro II; Gómez, Ruiz Igartua, Navajas, Rubiñán; Valdés, Tarrés, Navarro I; Pachín, Viteri y Teca. Además están citados Gorospe, Kresic, Chazarreta y Quini. Es novedad la incorporación de Valdés, pieza fundamental en el engranaje del equipo y motor del centro del campo.Mucho le va al Burgos en el compromiso, pues una victoria puede suponer la consolidación de la permanencia y un tropiezo, la vuelta a la zona de peligro, máxime si tenemos en cuenta que el Santander cerrará la Liga en el Plantío. Muller comentaba después del entrenarniento de ayer que ganar a los colchoneros significaría un paso muy importante, pero no definitivo, porque el Burgos necesita, tres puntos para llegar a la tranquilidad y no depender de nadie.

Hay buen ambiente en las taquillas, por lo que se prevé una excelente entrada, lo que será un alivio para la maltrecha tesorería burgalesa. La jornada es de ayuda al club, y los socios, por tercera vez en el actual Campeonato, tienen que pagar, aunque los buenos resultados del equipo en la segunda vuelta, en la que no ha perdido un solo punto en su feudo, ayudan a olvidar estos sacrificios económicos.

Pasadas las dos de la tarde llegó la expedición del Atlético. Luis dijo que su única duda estaba entre Alberto y Leal, con más posibilidades para el primero, pues el internacional acusa molestias en el recto. Equipo, pues, decidido a base de Reina; Marcelino, Eusebio, Pereira, Capón; Alberto, Marcial, Ayala; Leivinha, Cano y Rubio. Los atléticos han dicho adiós prácticamente a la Copa de la UEFA, y su necesidad de puntuar en este caso obedece más a razones de prestigio. Esa es la opinión del propio Luis. Partido a las 4.30 y arbitraje del valenciano García Carrión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS