Cartas al director
i

Fuerza Nueva, en Córdoba

Desde hace dos días la ciudad de Córdoba ha sido inundada por «pintadas» firmadas por Fuerza Nueva. Entre ellas aparece repetida la siguiente frase: «Ni amnistía, ni perdón; ETA y GRAPO, al paredón.»Hoy, 19-1-78, en el diario local Córdoba, también aparece Fuerza Nueva, en una esquela mortuoria de media página, invitándonos a una misa por las «cien víctimas» del terrorismo.

Por tanto, quienes proclaman que «ni amnistía, ni perdón», simultáneamente nos invitan a una celebración eucarística cristiana. Esta monstruosa contradicción sólo puede explicarse por el hecho de que para los militantes de Fuerza Nueva el perdón cristiano es algo que sólo pertenece a la esfera privada. Pero, en el campo socio-político, la ley del talión, que Cristo rechazó, ha de seguir plenamente en vigor.

Creo que los militantes de Fuerza Nueva, mezclando en sus convocatorias misas y fusilamientos, van a seguir faltos de una elemental credibilidad en la mayoría de los ciudadanos de este final del siglo XX.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50