La democracia cristiana no integrada en UCD, dispuesta a recoger la bandera de la ideología

Los sectores de la democracia cristiana no integrados en la Unión de Centro Democrático (UCD) están dispuestos a levantar la bandera de la ideología que, al menos en cuanto a las siglas, ha quedado exclusivamente para ellos, tras la disolución en UCD del Partido Demócrata Cristiano (PDC). A finales del próximo mes de enero estos grupos celebrarán un congreso de unificación de la democracia cristiana de ámbito estatal, aunque este proyecto no cuenta en principio, con la presencia de Izquierda Democrática Mientras tanto, en UCD continúa la disolución de los partidos -ayer fue el de Garrigues- y predomina el optimismo.

El secretario general de la Federación Popular Democrática (FPD), José María Gil Robles y Gil Delgado, ha manifestado que la disolución del PDC en UCD clarifica la situación en la democracia cristiana, porque el partido que preside Fernando Alvarez de Miranda «ha decidido tomar responsabilidades en otro sitio que no es la democracia cristiana».A este hecho, el señor Gil Robles une el alejamiento de Izquierda Democrática (ID), al calificarse como izquierda no marxista, de las tesis democristianas.

A finales del próximo mes de enero se celebrará el congreso de unificación de estos sectores. En principio, el congreso contará con la presencia de la FPI, la Unión Demócrata Cristiana (UDC), que preside Jesús Barros de Lis, y el sector de la Unión Democrática del País Valenciá (UDPV) que no se integre en UCD. No se cuenta con los partidos democristianos de las nacionalidades catalana y vasca, ni en principio con ID, aunque tampoco se descarta la presencia de ésta, si se produce un cambio en su actual orientación.

El presidente de ID, Manuel-Villar Arregui, ha manifestado que no cree posible la formación, hoy, de un gran partido demócrata cristiano, en razón del pluralismo político de los católicos garantizado incluso por la Iglesia española, de la que espera que no apoyaría el proyecto.

En cuanto a la disolución del PDC, el señor Villar Arregui la considera como asunto lejano para ID, en razón de que «nuestro parentesco espiritual es remotísimo». Asimismo, manifestó que las relaciones de su partido con UCD serían mucho más difíciles en la medida en que el partido de Alvarez de Miranda adquiriese protagonismo en el grupo gubernamental, en razón de que la tendencia del PDC, en su opinión, es progresivamente conservadora.

Mientras tanto, continúa produciéndose la disolución de los partidos integrados en UCD. Ayer fue la Federación - de Partidos Demócratas y Liberales, que preside el ministro Joaquín Garrigues, la que acordó su disolución.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El hasta ahora líder del grupo ha manifestado después que la disolución era «inevitable y necesaria», y que los principios liberales están ya salvaguardados en el documento ideológico de UCD. Al mismo tiempo, agregó que, como ideología, conservarán los clubs liberales, «que nunca funcionarán como una opción de partido».

Por otra parte, en la mañana de ayer, durante tres horas y media, el comité ejecutivo de UCD se reunió con el presidente del Gobierno y del partido, Adolfo Suárez, en el palacio de la Moncloa. A la reunión no pudo asistir el secretario de relaciones internacionales, Javier Rupérez, que se encontraba en Viena como observador de UCD en la constitución de la Unión Demócrata Europea (EDU).

En la reunión se pasó revista a prácticamente toda la problemática interna del partido, y especialmente se trató el tema de la disolución de los partidos integrados, respecto al que se respira un ambiente de franco optimismo en el ejecutivo de UCD, por la buena marcha del proceso. Otros temas tratados fueron el conflicto surgido en Valencia por el enfrentamiento de dos sectores del partido -tema que fue a solucionar el secretario de organización, Salvador Sánchez Terán-, y la celebración, alrededor del próximo febrero, del congreso nacional de UCI).

Respecto a este tema, el secretario de acción electoral, Arturo Moya, hizo el pasado lunes, en Torremolinos, unas optimistas declaraciones, tras una entrevista con los miembros locales del partido. Según el señor Moya, UCD trabaja para mejorar los resultados electorales del 15 de junio, y aspira a sumar en las municipales tres millones de votos a los siete obtenidos en las legislativas.

Martín Villa, con los parlamentarios

De otro lado, el ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, se reunirá hoy con el grupo parlamentario de UCD en el Congreso. Entre los temas que pueden ser tratados están los de orden público, especialmente el proyecto de modificación de la ley de Orden Público y el tratamiento de los sucesos de Málaga en el Pleno de la Cámara de los Diputados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS