Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Cambio 16" no se vende y el Gobierno no se va

El director de Diario 16, Miguel Angel Aguilar, negó ayer públicamente que el periódico y la revista del mismo grupo estuvieran en venta, en contra de lo dicho por el ministro de Información y Turismo. El director del periódico replicaba así al mentís que el propio ministro, Andrés Reguera, hiciera también a Diario 16 sobre la noticia publicada ayer por éste con grandes titulares y en su primera página que rezaba: «El viernes, despedida del Gobierno Suárez», indicando a continuación que el Consejo de Ministros que mañana se celebra será el último del actual Gabinete. «Este no es un almuerzo de despedida», señaló el ministro, que fue interrumpido en sus palabras por el director de Diario 16.

Hace algunos días, el señor Reguera, en una comida con empresarios de prensa, en la que no estaban presentes representantes de Cambio 16, apuntó la posibilidad de que este grupo estuviera en venta, posibilidad que fue rotundamente desmentida ante todos los directores de periódicos y, agencias de Madrid por- el propio Miguel Angel Aguilar.Los dos desmentidos se produjeron durante un almuerzo ofrecido por el ministro de Información y el de, la Gobernación a la Comisión Interministerial Electoral y a los directores de medios de comunicación, para presentarles el centro informativo que para las elecciones se ha montado en el Palacio de Congresos de la Castellana.

En círculos políticos y periodísticos de la capital se considera, además, que un artículo editorial de Diario 16, publicado el martes por dicho periódico bajo el título «Telarañas de papel» (ver revista de la prensa de hoy) habría sido contestación a esta aseveración del ministro, que, según testigos presenciales, habría adelantado la cifra de cuatrocientos millones de pesetas como precio de venta del complejo Cambio-Diario 16.

En el editorial de Diario 16 se aludía a «la caritativa generosidad del Ministerio», que había regalado también veintiún millones de pesetas a EL PAIS. La noticia de esta ayuda monetaria a la empresa editora de nuestro periódico fue ya publicada por EL PAIS en su número del 6 de marzo pasado y comunicada al Consejo de Administración y a la Junta General de Accionistas, Los veintiún, millones que se concedieron el año pasado, con destino a una maquinaria de cierre para nuestro periódico, fueron incluidos en el balance del ejercicio de 1976, que es también público. Fuentes de la sociedad editora de EL PAIS señalan que la petición de dicha ayuda se hizo cuando representantes del Ministerio señalaron la disponibilidad de fondos públicos para ayudar a las empresas periodísticas a mejorar su equipamiento técnico e industrial y su deseo de no hacer discriminaciones ideológicas al respecto.

Por otro lado, fuentes oficiosas del Ministerio han señalado que cantidades similares a las ingresadas por EL PAIS fueron entregadas a ABC, Ya e Informaciones, entre otros diarios. «Representantes de Cambio y Diario 16 acudieron al Ministerio también en solicitud de ayuda económica, esgrimiento, entre otras cosas, las subvenciones dadas a EL PAIS. La dificultad estribaba en que ni Cambio ni Diario 16 tienen equipamiento industrial, pues no poseen edificio ni maquinaria propios y las ayudas del Estado querían destinarse para este tipo de inversiones. No obstante, y habida cuenta de las dificultades financieras por las que dijeron atravesaba la empresa, se llegó a un acuerdo verbal de que el Ministerio les daría diez millones. Posteriormente, y sin que se diera ninguna explicación al respecto, la empresa editora de Cambio y Diario 16 renunció a presentar la instancia y, por tanto, no se le entregó el dinero acordado y que ellos habían vedido.»

Este año, representantes del Gobierno comunicaron a las empresas periodísticas, y entre ellas a la editora de EL PAIS, la posibilidad de arbitrar más ayudas similares. EL PAIS renunció voluntariamente a ningún tipo de nueva subvención de este género, aunque fuera común al resto de la prensa.

Por otra parte, y en relación con lo anterior, un responsable del grupo editorial Cambio-Diario 16 precisó a EL PAIS lo siguiente: «El ministro de Información, Andrés Reguera, ofreció personalmente a Luis González Seara, presidente de Impulsa -empresa editora de Diario 16- la posibilidad de conceder una subvención especial.

Pocos días después, el entonces director general de Régimen Jurídico de Prensa, José Luis Fernández, telefoneó a Juan Tomás de Salas, consejero-delegado de Impulsa, para comunicarle que tenía instrucciones de Reguera sobre las subvenciones. Si la empresa editora de Diario 16 estaba interesada debería redactar una instancia dirigida personalmente el ministro, solicitando quince millones de pesetas, y el ministro concedería diez.

Impulsa se informó entonces de los fundamentos legales de estas subvenciones, y el propio director general confirmó que la misma es absolutamente discrecional del ministro, dependiendo de su sola voluntad. No existe precepto legal alguno que establezca objetivamente las condiciones bajo las cuales deban solicitarse y otorgarse estos fondos.

Ante el carácter subjetivo, arbitrario y discriminatorio de estas subvenciones especiales, que han recibido ABC, EL PAIS, Ya, Informaciones y otros diarios, la empresa editora de Diario 16 decidió no presentar solicitud de subvención alguna.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 1977

Más información

  • Mentís mutuo entre el diario y el ministro