La huelga de Induyco continúa en punto muerto

La dirección de Induyco (Industrias y Confecciones) espera que el número de trabajadores que solicitan en carta personal a la empresa la vuelta al trabajo sin condiciones (según informó un portavoz de aquélla a EL PAIS en la mañana de ayer eran ya 4.837 las solicitudes recibidas en este sentido) llegue a las 6.000 -lo que se espera para los próximos días- para considerar la reapertura de la factoría y la posterior vuelta al trabajo, escalonadamente, de las operarias en paro.Esta podría ser la solución al conflicto que la plantilla de Induyco comenzó el pasado día 8 en apoyo de cuatro compañeros despedidos el pasado mes de julio, si es que antes no se logra un acuerdo en las negociaciones que una representación de los trabajadores en paro y la dirección llevan a cabo, sobre la base de readmitir tan sólo a dos de los referidos cuatro despidos.

De esta manera, según la información facilitada a ÉL PAIS por un portavoz de la dirección, la huelga podría finalizar con la retirada por parte de la empresa de las concesiones que estos días ofrece a los huelguistas, en el sentido de readmitir a dos de los despedidos e indemnizar a los otros dos.

Los trabajadores, mientras tanto, parecen lejos del cansancio que la empresa cree adivinar entre ellos, y así, durante la mañana de ayer intentaron manifestarse por el paseo del Prado (en esta ocasión, a diferencia del conflicto que registró esta empresa por el mismo motivo durante el pasado mes de septiembre, el conflicto ha saltado a la calle) hasta llegar al Ministerio de Trabajo. La reiterada intervención de la fuerza pública impidió que la concentración tomase fuerza, pese a lo cual un reducido grupo de huelguistas logró llegar hasta la sede del citado ministerio, donde una comisión de éstos se entrevistó con el subdirector de Ordenación del Trabajo, Víctor Fernández.

En el curso de esta entrevista, los cinco trabajadores que integraban la comisión explicaron la actual situación del conflicto e informaron de las reuniones mantenidas con la empresa (en las que se insiste en la readmisión de los cuatro despedidos y la dimisión del jurado, al que no consideran representativo). El subdirector de Ordenación del Trabajo, según indican medios sindicales oficiales, «tomó nota de las peticiones formuladas por la comisión y prometió realizar las gestiones oportunas y tratar de buscar una solución al conflicto ».

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de febrero de 1977.

Lo más visto en...

Top 50