Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un club modelo, la Real, visita hoy el Manzanares

La Real, club modelo de la Primera División, equipo de moda por su tercer puesto en la tabla de clasificación y por el hecho de aportar cuatro hombres a la selección de Kubala, visita esta tarde al Atlético, que sufre crisis de delanteros, con Aguilar, Leivinha y Gárate imposibilitados para jugar. El resultado de hoy puede tener elevada influencia en la lucha por el título.

MÁS INFORMACIÓN

La Real emprendió hace tiempo la política de máximo aprovechamiento de la cantera. La playa de La Concha es una escuela natural de fútbol, y además de eso, todos los clubs de la provincia se encuentran satisfechos con la posibilidad de colaborar al engrandecimiento de la Real. Así, el club de San Sebastián se ha surtido en los últimos años exclusivamente de jóvenes criados futbolísticamente por aquellos pagos, sin importarle, a diferencia del Athletic, si son o no naturales de la región. La Real es, ante todo, un club de fútbol que se dedica a facilitar la práctica de este deporte a losjóvenes de la zona, ya sean naturales de ella o inmigrantes. Cuenta con un filial en Tercera División como equipo trampolín, el San Sebastián, y jamás gasta cantidades elevadas en fichar jugadores de otros clubs. La economía de su administración no le ha impedido, sin embargo, colocarse entre los grandes de nuestro fútbol. Hoy, nueve años después de su último retorno a Primera División, es un club fuerte, con un elevado nivel de calidad en sus jóvenes jugadores, y ha llegado a aportar a la selección jugadores en proporción que ningún otro club supera.

Cuatro a Dublín

Kubala ha citado, para el partido de Dublín del próximo míércoles, a cuatro jugadores de la Real: Arconada, Cortabarría, Idígoras y Satrústegui. Arconada es un joven meta que ha experimentado en el último año un alza continua. Ascendió al puesto de segundo portero gracias al traspaso de Artola al Barcelona, y luego consiguió desplazar a Urruticoechea. Se ha convertido poco a poco en un portero muy regular con un elevado techo de posibilidades. Cabe la posibilidad de que en Dublín ocupe el marco de la selección, como titular, Cortabarría, Idígoras y Satrústegui son mucho más conocidos, pues llevan más tiempo jugando. Cortabarría es un líbero que reúne las mejores condiciones para el puesto. Idígoras y Satrústegui, dos atacantes hábiles, de fácil remate y duchos en el cabeceo.

No son ellos los únicos elementos de calidad sobresaliente de la Real . Con dieciocho años, López Ufarte, extremo izquierdo que puede realizar las tareas propias de ese puesto y las de organizador en el centro del campo, es el hombre favorito de la afición donostiarra, y está llamado a ser una de las mejores figuras de nuestro fútbol. El resto del equipo se encuentra a un nivel ligeramente inferior, pero sin desmerecer. El fútbol que practica el conjunto es sencillo, rápido y práctico. Entrenador es Irulegui, hombre también de la casa, y que está demostrando conocer sobradamente el oficio. Para el partido de esta tarde cuenta con la baja de Gaztelu, veterano comodín, lo que dará entrada en el equipo a Astarbe o a Iriarte. El rest o de los jugadores que actuarán esta tarde son, prácticamente, lo mejor de que dispone el equipo: los laterales Choperena y Olalzola, los interiores Diego y Zamora, y Murillo, experimentado jugador que cubre con acierto cualquier tipo de tarea defensiva y aun de construcción de juego.

Luis, sin delanteros

El atlético espera a la Real consciente de lo necesario de la victoria por dos aspectos distintos: de un lado, para descolgar al equipo donostiarra en la lucha por la cabeza del otro. para evitar que el Barcelona, que consume este domingo un turno fácil. pues recibe al Málaga, se despegue. Luis sufre para este partido crisis de atacantes, pues entre los varios lesionados de la plantilla se cuentan tres jugadores especializados en el fútbol de ataque: Aguilar, Gárate y Leivinha. Bermejo, centrocampista que últimamente ha actuado en misiones de ataque en los finales de lo partidos, será el recurso que Luis utilice para recomponer el ataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 1977

Más información

  • En el Atlético, crisis de delanteros