Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perico Fernández y Martín Miranda, enfrentados otra vez

Perico Fernández y su manager Martín Miranda se han enzarzado una vez más en uno de esos duelos dialécticos que parecen ser la consecución o el inicio de cualquiera de sus combates de importancia. Todo comenzó hace poco más de veinticuatro horas con una breve frase del púgil aragonés en la que señalaba que Martín Miranda había dejado de ser su preparador. El manager no tardó en responder con unas declaraciones sensacionalistas y sensacionales. Perico tampoco se ha detenido a pensarlo, demasiado y ha arremetido contra Martín Miranda de forma despiadada y que no estará muy lejos de un juzgado de guardia.Parece que es inevitable que antes de cada combate, o después del mismo, Martín Miranda y Perico Fernández se tiren los trastos a la cabeza. Puede ser que todo sea muy serio y muy cierto, pero tanto se repite la historia que nos viene a recordar sin salir del mundo del boxeo a las ya tradicionales bravatas de Cassius Clay con respecto a sus adversarios y cuyo único objetivo no es más que el taquillaje o la publicidad.

Hace dos días Perico Fernández manifestó que Martín Miranda, había dejado de ser su manager. Que estaba harto de él. Interrogado el preparador del púgil aragonés, éste manifestó que él había sacado de la nada a Perico, que lo había orientado en sus primeros pasos pugilísticos y que si era algo se debía exclusivamente a su tutela y patrocinio. «Yo lo he vestido. Yo le he dado de comer, yo lo saqué de la calle.» Esas han sido las frases definitivas de Martín Miranda. Además, añadió: «Perico ha ganado conmigo más de doce millones de pesetas. El sabrá lo que ha hecho con ellos.»

Ante todas estas acusaciones, el ex campeón mundial no ha tardado en lanzar su contraataque: «He terminado con Martín. Esto es definitivo. Si he ganado doce millones de pesetas, según mis cuentas, todavía me faltan seis. Habrá que preguntarle a Martín Miranda a ver dónde se encuentra ese dinero. También quisiera saber dónde están los 20.000 dólares de mi bolsa de Bangkok. Dice que me va a cantar las cuarenta, pero yo tengo los ases y canto dos veces veinte.»

Frases de éstas, una detrás de otra, han sido las que han sucedido, a las declaraciones de ambos.

Los dos y ante los medios informativos de Bilbao han quedado en reunirse para un careo después del combate.

Por otra parte, y ya dentro del terreno deportivo, Perico Fernández anuncia que el combate, mañana frente a Usai, del que afirma no saber absolutamente nada como boxeador -y que llegó ayer tarde a Bilbao- será el último como peso ligero. Su intención inmediata es la de ascender de peso y establecerse en el superligero.

Así están las cosas. Seguramente terminará como siempre, como los cuentos de «hadas» entre Martín Miranda y Perico Fernández en el que uno, sea quien fuere, hace de bueno y otro de malo, pero al final acaban fundidos en un estrecho abrazo. Y aquí no ha pasado nada...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1976