Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se intenta un partido de centro democristiano

Personalidades católicas muy conectadas con la jerarquía eclesiástica parecen dispuestas a intentar una posible -conciliación entre las posturas de los señores Osorio -vicepresidente del Gobierno- y Ruiz-Giménez -líder de Izquierda Democrática-, tras la salida de UDE del señor Silva Muñoz, para integrarse en Alianza Popular.

Al parecer, en círculos vaticanos no se oculta la preocupación ante el panorama que las tendencias democratacristianas presentan en España, sin que hasta ahora se haya logrado definir qué corriente contaría con el discreto pero eficiente apoyo romano.Pese a la aparente indiferencia con que determinadas personalidades democristianas han acogido la escisión de UDE -ver EL PAIS, día 9- se ha podido detectar una importante movilización en torno al tema.

Los mentores de la operación -cuyos pasos concretos no son conocidos- tratarían de aunar la imagen democrática de Ruiz-Giménez -líder de un partido cuyos militantes se calculan entre las trescientas y las quinientas personas, después de importantes abandonos- y de las personalidades de tendencia democristiana que forman parte del Gobierno y cuentan con el liderazgo moral del señor Osorio, reforzado ahora por el número de militantes que pueda aportar el grupo separado del señor Silva

Aunque todavía no es posible señalar con exactitud la proporción de miembros de UDE que hayan de seguir al señor Silva en su nueva andadura dentro de la Alianza, la agencia Logos informa que éste presentó su renuncia a pertenecer al grupo el pasado día 7 y que el próximo día 22 se reunirá en Madrid con los considerados como sus fieles para tornar postura.

UDE, que aportó la documentación para constituirse como partido político el pasado día 9, insiste en presentarse como un grupo democristiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1976

Más información

  • Con un acercamiento Osorio-Ruiz-Giménez