Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En 1977 habrá abundancia de toros

El año próximo habrá abundancia de corridas de toros y no existirán problemas a la hora de elegir las corridas, aunque, como ya viene siendo habitual, puedan encontrarse dificultades en la selección de ganado con pesos y trapío adecuados a las exigencias de plazas como las de Madrid, Barcelona y Bilbao.El motivo principal de esta abundancia, que contrasta con la escasez que se ha producido en la última etapa de la actual temporada, es que este año se han celebrado muchas menos novilladas picadas de las que estaban previstas, y también menos corridas de toros en cosos de la Costa Brava y la Costa del Sol, a causa de una disminución de turistas, que eran los espectadores mayoritarios en estos festejos. En el campo, hay, por tanto, buena reserva de reses con tres años, las cuales tendrían en 1977 la edad adecuada para ser lidiadas en corridas de toros.

Asimismo quedan cuatreños que no daban el tipo para las plazas de primera categoría -y que por esta razón no fueron comprados por las empresas respectivas-, los cuales se supone que el año próximo podrán haber adquirido el trapío adecuado, al que se unirá la seriedad que es propia de los cinquenos.

Paquirri no toreará en América este año. Su deseo es dedicar el invierno al descanso, después de una temporada en la que vendrá a sumar alrededor de sesenta corridas, y por esta razón ha rechazado las ofertas que se le han hecho para ,intervenir en las corridas que están programadas en México, Perú, Venezuela y Colombia.

Todas las localidades de los festejos de la feria de Cali están agotadas, cuando aún faltan tres meses para que dé comienzo y los aficionados desconocen la composición de los carteles. El abono, según es costumbre en aquélla ciudad, se puso a la venta con seis meses de antelación. Se anunció, como siempre, el número de corridas que se van a celebrar, y sus fechas, pero no el importante detalle de los toreros y ganaderías que intervendrán.

La feria de Cali se compondrá de siete corridas, y la llamada «del toro», en la que cada espada de los del abono estoquea gratuitamente una res. Hasta el momento están contratados los toreros españoles Paco Camino, Paco Alcalde, Palomo Linares, Angel Teruel, y José Mari Manzanares, y los colombianos Enrique Calvo (El Cali) -que actuará tres tardes-, Jorge Herrera, El Puno y un novillero colombiano, que tomará la alternativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1976