Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Balonmano

Sorpresas para empezar

.El balonmano es el primer deporte «amateur» que ha abierto la temporada de ligas nacionales. La División de Honor y los dos grupos de Primera se han puesto en marcha y para empezar, ya ha habido sorpresas. En la categoría máxima, el Granollers perdió en Pamplona ante el San Antonio y confirmó así que en el futuro no será enemigo de los tres «grandes», Calpisa, Atlético y Barcelona. Aunque su amplia victoria lo haya sido frente al recién ascendido Seat, es muy posible, incluso, que el Marcol valenciano sea el cuarto en discordia, por delante de los vallesanos. Si alguna disculpa cabe poner a la derrota del campeón de la Recopa es que las defensivas de los equipos pamplonicas en su casa suelen ser «excesivamente toleradas por los árbitros». Pero esta vez las referencias, si son certeras, hablan de que los internacionales valencianos Cots y Benets. estuvieron parciales a favor del Granollers y que Beunza, su guardameta. se mostró como un valladar.En el resto de partidos, al margen ya de las comentadas dificultades atléticas para imponerse al Barcelona el sábado, normalidad. Idénticos resultados de Calpisa y Marcol ante los nuevos en la División de Honor y cómodos al imponerse el factor campo en los Teucro-Analtasuna y Arrate-Academia Octavio.

En Primera División, Grupo II cara y cruz para los dos equipos madrileños. Mientras el Banesto perdió un tanto sorprendentemente ante el Juventud malagueño -mal índice cara al futuro ya para empezar el Vallehermoso sí que sorprendió, y mucho, pero agradablemente. al ganar en Gavá con toda autoridad. El cuadro catalán siempre es a priori un equipo puntero y ello indica que los juveniles podrán aspirar seriamente al regreso a la División de Honor.

Por lo demás, igualdad entre los clásicos guipuzcoanos Bidasoa y Salleko, que parece serán los que manden. en el Grupo I.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1976