Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos personas heridas por disparos en la cabeza y un brazo

Dos personas resultaron heridas (una de ellas en la cabeza, y la otra en el brazo) por disparos efectuados por la fuerza pública, al intentar ésta evitar la concentración que para la tarde de ayer había convocado Coordinación Democrática de Villaverde Bajo, en favor de los despedidos de la empresa Vers.

Uno de los heridos, el trabajador de Standard Eléctrica (enlace sindical de la factoría de Méndez Alvaro), Alfonso Altafar, quedó internado en la residencia sanitaria Primero de Octubre, a donde fue trasladado poco antes de las nueve y media de la noche de ayer. El señor Altafar, según la información obtenida por EL PAIS, recibió un disparo en la cabeza, por lo que hubo de ser asistido en la unidad de cuidados intensivos del citado centro sanitario. Pese a los reiterados intentos de EL PAIS para comunicar con el doctor que atiende al herido, ha sido imposible confirmar las informaciones que afirman que su estado es sumamente grave. El otro herido fue trasladado a una clínica de Madrid, La Concepción, según las noticias que hemos podido recoger, aunque no lo haya confirmado la clínica. Un redactor de EL PAIS, que visitó la clínica a las doce de la noche, no pudo confirmar oficialmente que estuviera internado o que se le hubiera intervenido. Según testigos presenciales, este segundo herido lo estaba en un brazo. A última hora de la noche no se podía confirmar su nombre. Algunos empleados de la clínica de La Concepción señalaron que el herido estaba bajo vigilancia Policial. Según el relato que uno de los asistentes a la fallida concentración hizo a EL PAIS, unas 300 personas trataron de agruparse en la calle Villajoyosa, de la colonia Oroquieta, en Villaverde Bajo, lo que fue impedido por numerosos efectivos de la Policía Armada, así como de la Guardia Civil. En uno de los reiterados intentos de la fuerza pública por impedir la concentración de grupos de personas, al parecer -siempre según nuestro informante- una persona de edad avanzada ofreció cierta resistencia a abandonar el lugar donde se encontraba, por lo que fue obligado a hacerlo por varios miembros de la Policía Armada, lo que motivó que algunas personas increparan a los policías, originándose diversas carreras. Sin que pueda haber sido determinada con exactitud la causa concreta que originó el empleo de armas de fuego, algunos numeros de la Policía Armada hicieron uso de ellas, resultando alcanzados por los disparos las dos personas citadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1976

Más información

  • En una manifestación pro amnistía laboral convocada en Villaverde