Boda real en Estocolmo

Agencias

El rey Carlos Gustavo XVI de Suecia contrajo ayer matrimonio con la señorita Silvia Sommerlat en la Storkyrkan, iglesia del siglo XIII situada en el centro de la capital sueca.En la ceremonia estuvieron presentes más de 1.200 invitados, entre. los que se encontraban los monarcas de Noruega, Olaf; de Bélgica, Balduino y Fabiola, los príncipes de Mónaco, la príncesa Margarita de Dinamarca y los presidentes de las Repúblicas de Finlandia y Alemania, Kekkonen y Schefi, respectivamente.

La ya reina Silvia de Suecia llevaba un vestido de Christian Dior y varias joyas pertenecientes a la madre de Carlos Gustavo, la reina Sibylla.

Después de la ceremonia la pareja real saludó a los curiosos que estaban ante el balcón del Palacio Real y ofreció a continuación un banquete que le ha costado al contribuyente suecó la cifra de un millón veintemil pesetas. Antes del almuerzo, la pareja real se paseóp por el Báltico a bordo de la chalupa real Vasaorden, en una estampa muy parecida a las de la película Sissi, para solaz de cientos de fotógrafos llegados de todo el mundo.

Carlos Gustavo, de 30 años de edad, ascendió al trono el 19 de septiembre de 1973 al fallecer su abuelo, Gustavo Adolfo VI, a los 90 años de edad. Entonces, el lema del joven rey fue «por Suecia en armonía con el tiempo». Bien parecido, de constitución atlética, durante su etapa de príncipe heredero siempre prefirió la vida al aire libre y la práctica de varios deportes a la vida del claustro universitario.

Su preparación para cumplir los escasos deberes de Gobierno que tiene la Corona:sueca, comenzó en 1947 al fallecer su padre, el príncipe Gu stavo Adolfo, en accidente de aviación. El heredero al trono pasó entonces a la tutela de su madre y de un consejo de tres miembros que. se ocuparon de sus estudios.

De Carlos Gustavo se ha comentado que puede ser el último rey de los suecos, puesto que el Gobierno socialdemócrata ha repetido en varias ocasiones que tie ne la intención de abolir la Monárquía para el año 1980.

Silvia Sommerlath tiene tres años más que el rey, nació en Heildelberg y se la considera como una mujer de notable inteligencia, por lo que puede suponer una apreciada ayuda para el joven monarca.

Los padres de la nueva reina sueca se trasladaron a Sao Paulo (Brasil) al finalizar la segunda guerra mundial, Silvia fue envia da a Alemania a los catorce años para que estudiase en la escuela particular de Weiblingen cerca de Heildelberg.

El nuevo matrimonio se conoció en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972, donde Silvia acompañó como azafata a Carlos Gustavo; hasta hace pocos meses el idilio permaneció en un gran secreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de junio de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50