_
_
_
_
_

Jakob Ingebrigtsen, a por su décimo título

El noruego es el gran favorito para imponerse en la final de 1500 metros de los Europeos de pista cubierta de Estambul

Carlos Arribas
noruego Jakob Ingebrigtsen
El noruego Jakob Ingebrigtsen, este jueves en la clasificación de los 1.500 metros.OZAN KOSE (AFP)

Es estudio de fisiólogos, que le conocen muy bien, la relación entre Jakob Ingebrigtsen y el ácido láctico, que no sube de 4,5 milimoles cuando se entrena en largas salidas, es la ciencia y es un chaval larguísimo y cabezón que media hora antes de la primera de las cuatro carreras que le esperan en sus cuatro días turcos, la semifinal de los 1.500 metros, corre alrededor del pabellón en la noche fría de Estambul, y oscura, saltando escaleras y aceras. Es la estrella de la pista europea, donde también las estrellas brillan bajo techo, a los 22 años nueve veces campeón de Europa, en todas las distancias (1.500m, 3.000m, 5.000m) y superficies, aire libre, pista cubierta y cross. Del Europeo de Estambul saldrá, probablemente con dos victorias, más, en los 1.500m, donde la oposición es escocesa y se llama Neil Gourley, y en 3.000m, donde le espera Adel Mechaal, feliz y triste en su ciudad.

En la semifinal, el fenomenal noruego, más trabajo aún que talento, que es mucho, no se preocupó del láctico de su oreja ni de sus rivales en los primeros 1.100 metros, que corrió detrás de todos. Aceleró un poco, y exprés a la final del que puede ser su décimo título europeo (y también es campeón olímpico de 1.500m y Mundial de 5.000m) en la que (hoy, 18.40), eliminado Ignacio Fontes, sólo estará uno de los dos españoles inscritos, el burgalés Jesús Gómez (lacito negro en el pecho, memoria del fisio Ángel Basas, fallecido en accidente, “la persona que más me ha ayudado todo el año que he estado lesionado”, dice). “Todo el mundo habla de Ingebrigtsen, pero no sé, no le he visto tan fresco, quizás porque piensa en que tiene también dos carreras de 3.000m y no quiere gastar muchas balas”, dice Gómez, medallista de bronce en los dos últimos Europeos en pista cubierta, <NO1>2019 y 2021,<NO>y en uno, el de 2019, asistió a la última derrota del noruego, plata entonces detrás del polaco Marcin Lewandowski. “Y Gourley está corriendo mucho este invierno… Yo vengo sin agobios, a disfrutar del campeonato después de un año en el que, lesionado, perdí invierno y verano”. A los 31 años, Gómez siente que, y lo dice bromeando, ha terminado ya “la mili”. Ha dejado de entrenar con el comandante militar Benjamín Álvarez, y su disciplina, para hacerlo con el civil Raúl Gutiérrez.

En otra final, en los 3.000m femeninos, habrá hoy atletas españolas. Marta Pérez, soriana que se entrena en Madrid con Antonio Serrano, el técnico de Adel Mechaal, y Marta García, leonesa que se entrena en Valladolid con Uriel Reguero, como la mediofondista Lorea Ibarzabal, se clasificaron en unas semifinales en las que a la <NO1>gran<NO>favorita, la alemana Konstanze Kloterhalfen, junto a su compatriota Hanna Klein, le costó trabajo ir despacio, y en las que también se clasificó la turca Emine Hatum, esposa de Mechaal.

A Lorea Ibarzabal su entrenador entonces le regaló hace unos 10 años, cuando era una juvenil de talento y buen futuro, un peto de la selección española. Ella, cuenta su madre, la exatleta y millera Patricia Padorno, lo guardó en un cajón y dijo que mientras no llegara a la selección nunca se lo pondría, y que, por supuesto, algún día llegaría a ser internacional con España. A los 28 años, la atleta madrileña, aunque nacida canaria en Las Palmas, debuta por fin, y, sigue su madre, lo hace muy emocionada, y tan emocionada, añade ella entre lágrimas después de clasificarse para la semifinal de los 800m (mañana, 17.15). “Pero mis lágrimas son porque me acuerdo de mi amiga Bea, que hoy habría sido su cumpleaños. Murió hace cuatro meses”, dice la mediofondista que este invierno ha dado un gran salto de calidad y logrado la marca de su vida, 2m 1s. “Y salí agobiada para no fallarla. Y entre las dos hemos hecho una gran carrera”. No pasó a semifinales la mallorquina Daniela García, ni tampoco lo hizo, en categoría masculina el berciano Saúl Ordóñez, el mejor español en los 800m este invierno, que ha estado enfermo toda la semana.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Carlos Arribas
Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_