_
_
_
_
LaLiga Santander jornada 20
Atlético
Atlético
Correa 60'
1 1
Finalizado
Getafe
Getafe
Enes Ünal 82'

La resurrección de Nahuel Molina y de Rodrigo De Paul

Campeones del mundo con Argentina, los dos jugadores del Atlético empiezan a mostrar su nivel tras ser muy cuestionados

Rodrigo De Paul
Rodrigo De Paul, durante el partido de Copa del Rey entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)
Ladislao J. Moñino

Encontrar el punto de rendimiento esperado en Rodrigo de Paul y en Nahuel Molina ha sido una tarea constante en el día a día de Diego Pablo Simeone. Campeones del mundo con Argentina, ambos han sido objeto de charlas individuales y de elucubraciones del técnico para tratar de explicar cómo dos futbolistas contrastados no mostraban el nivel de juego que provocaron sus llegadas desde el Udinese italiano. La de De Paul, en 2021, a cambio de 35 millones de euros, y la de Molina, el pasado verano, por 20. La reciente conquista del Mundial parece haberles insuflado una confianza que no mostraban en sus comparecencias con el Atlético.

El caso más complejo de manejar para Simeone ha sido De Paul, que ha tenido el cartel de transferible durante este mercado invernal. Futbolista del que se esperaba un rendimiento inmediato por jerarquía y calidad, empezó a caerse de los onces del técnico por la razón más inesperada. Fichado por su buen pie para el juego en largo, el balón parado y su disparo, enganchó secuencias largas de partidos en las que fallaba pases cortos y fáciles. Tampoco había rastro de sus precisos desplazamientos de 40 metros. De Paul, que tampoco acababa de encajar bien en el grupo, salvó el final de la temporada pasada más por lo que corrió que por lo que jugó.

Este curso tampoco terminaba de arrancar y la grada no le perdonó su presencia en una fiesta en Miami tras un partido con Argentina cuando el permiso que le pidió al club era para visitar a su padre enfermo. Con el caldo de cultivo de su bajo rendimiento y la mala temporada del equipo, la ojeriza hacia su figura aún no ha cesado. De Paul tuvo que escuchar abucheos cuando fue homenajeado en el Metropolitano junto a Molina y Correa a su regreso de Qatar. “Espero que tenga una comunión mejor con nuestra gente, porque sería bueno para todos”, deseó ayer Simeone. El técnico ha visto un repunte en su aportación y confía en mantenerlo. No es la primera vez que el Cholo le ha brindado su protección. Ya lo hizo con el episodio de Miami, aunque en privado se lo reprochara. Ayer, un día antes de afrontar ante el Getafe (18.30, Movistar LaLiga) su primera titularidad en el Metropolitano tras el parón mundialista, Simeone pidió árnica a la afición para De Paul.

Su definitivo pase de gol en El Sadar la semana pasada provocó una conclusión en el cuerpo técnico rojiblanco. Por fin exhibió la cualidad que propició su contratación. La pelota voló precisa y templada del centro del campo a la frontal del área para que Saúl la controlara con el pecho y descerrajara un disparo preciso que supuso los tres puntos. “Es un jugador extraordinario. Ya lo ha demostrado en la selección argentina, y en la temporada pasada, cuando aparecieron las dificultades en los últimos 14 partidos, también tuvo mucha presencia en la mejoría del equipo. Ahora, está volviendo a jugar en esta línea y, cuando juega así, ve más que los demás y lee el juego de la mejor manera”, incidió Simeone. Durante el curso, Simeone le ha ido centrando más la posición para que estuviera más contacto con la pelota y eso le ayudara a recuperar confianza en su toque.

El caso de Molina también ha sido espinoso para Simeone porque su fichaje fue un empeño personal. Muy pronto le llegó el ruido interno que cuestionaba su contratación por el bajo nivel que mostró en sus primeros partidos. El preparador argentino está convencido de que el Atlético ha contratado a un lateral para varios años e incluso lo cataloga como una inversión que puede revalorizarse si termina de explotar. El Cholo nunca ocultó que Molina debía mejorar defensivamente. Han sido varias las sesiones individuales que le ha dedicado en los campos de entrenamiento del Cerro del Espino para tratar de agregarle conceptos defensivos.

Como De Paul, también ha gozado de protección por parte del entrenador. Alarmado por la facilidad con la que los rivales le superaban y le ganaban la espalda en sus primeros partidos, Simeone no quiso exponerle frente a Vinicius en el derbi liguero disputado a mediados de septiembre (1-2). Ante los murmullos que empezaban a salir de las gradas por sus actuaciones, le dejó en el banquillo para evitar un hundimiento anímico si el extremo brasileño le bailaba. “Me pone muy contento el presente de Molina. Ha sido muy criticado en el inicio. Suele pasar. Estamos en un club donde la exigencia es alta y donde no hay espacio para tener tiempo y hay que rendir. Y es el mejor camino que le pudo haber pasado en la primera etapa, donde no estuvo de la mejor manera”, admite Simeone.

El Cholo aún considera que debe mejorar en defensa, pero, como con De Paul, también ha apreciado en Molina al jugador que creyó fichar: un lateral largo con influencia en el juego de ataque para romper en velocidad y centrar. Una versión que emergió en varios momentos del Mundial y que se vio en la eliminatoria de Copa en el Santiago Bernabéu. Molina no solo dio un pase preciso a Morata en el gol del Atlético, sino que tuvo mucho peso por su banda en la buena primera parte que firmó el equipo. El objetivo del técnico es que termine por formar una sociedad con Llorente como la que este montó con Trippier. “Hizo un Mundial extraordinario, sin ninguna duda uno de los mejores laterales del campeonato, y volvió con seguridad, con tranquilidad. Se lo ha ganado todo desde el silencio, el trabajo y el querer”, le valora Simeone.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino
Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_