Ancelotti: “Isco nunca me ha faltado al respeto y yo tampoco”

El técnico del Madrid no concede importancia al episodio con el malagueño en Granada y asegura que su relación “no es solo profesional”

Carlo Ancelotti, este martes en el entrenamiento en Tiraspol.
Carlo Ancelotti, este martes en el entrenamiento en Tiraspol.GLEB GARANICH (Reuters)

El asunto Isco y su presunta negativa a seguir calentando el pasado domingo en Granada siguió coleando a 3.700 kilómetros, en Tiraspol, donde el Madrid logrará este miércoles (21.00, Movistar Liga de Campeones) el pase a octavos de la Champions si derrota al Sheriff. Carlo Ancelotti, viejo zorro que aseguró que no ve problemas hasta ahora en el vestuario, trató de restarle toda la importancia al episodio con el malagueño.

“No es un gran problema si mi asistente le dice que caliente un poco más y él responde que ya está caliente. Punto. Estaba listo y ha entrado. Tranquilidad. No tengo que hablar con Isco. Es un profesional serio. Está enfadado porque quiere jugar y no lo hace, pero nunca me ha faltado al respeto y yo tampoco. Y nunca ocurrirá porque nuestra relación no es solo profesional. Hemos pasado mucho tiempo juntos [también coincidieron entre 2013 y 2015]”, explicó este martes el técnico, más locuaz sobre este tema que dos días antes en Los Cármenes. “Pensamos ponerlo un poco más adelante. Ya había calentado y entró con los otros [Jovic y Camavinga, en el minuto 80 con 1-4]”, comentó entonces, sin que las imágenes fueran aún públicas. En ellas se veía al técnico conversar unos segundos con su hijo Davide, su ayudante, tras ver a Isco marcharse al banquillo -supuestamente enfadado por no salir en ese momento-, y casi al instante ordenar la entrada del andaluz en lugar de Modric.

Las sombras que proyecta el medio malagueño contrastan con la luz de Vinicius, a quien el entrenador blanco lo ve como “el más desequilibrante en este momento”. No obstante, le pone tareas: “Debe mejorar porque el uno contra uno es importante en el fútbol, pero no lo más importante. Tiene la humildad para hacerlo y va a aprender. Su cabeza no es la de alguien que lo ha ganado todo”, añadió el preparador. Salvo sorpresa, el brasileño volverá a figurar en ataque junto a Benzema.

Vinicius vuela mientras Eden Hazard, ambos competidores en la parte izquierda del ataque, continúa en punto muerto, baja también para el duelo ante el Sheriff tras sufrir el fin de semana una gastroenteritis. En la sala de prensa de Tiraspol compareció su compatriota Thibaut Courtois y la pregunta por su compañero resultó inevitable. “Su sueño siempre fue jugar en el Madrid, por eso da pena que no le hayan salido todavía las cosas. Cuando no has jugado mucho los dos últimos años y medio, no es fácil volver a tu mejor nivel. Pero no podemos olvidar su calidad. No es un jugador cualquiera”, reivindicó el portero.

Ante el conjunto de Transnistria, contra quien cayó en casa en septiembre (1-2), Carlo Ancelotti aclaró que no es día para rotaciones. Sí se espera la participación (sin concretar si como titulares) de Militão y Rodrygo, suplentes en Granada, pero sin grandes revoluciones en el once. Un triunfo le daría al Madrid el billete para la siguiente fase y en la última jornada frente al Inter en el Bernabéu solo quedaría por decidir, en todo caso, si lo hace como primero o segundo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS