Tokio 2020

Récord olímpico de vacunación para España

Más de 1.000 personas de la familia olímpica española acudirán a los Juegos de Tokio inoculadas contra la covid 19, el país con más representantes protegidos

Las jugadoras de la selección española de baloncesto Cristina Ouviña, a la izquierda, y Paula Ginzo, a la derecha, reciben el 28 de mayo la primera dosis de la vacuna de Pfizer en el cuartel de San Juan de la Ribera en Valencia, dentro de su preparación para el Eurobasket. EFE
Las jugadoras de la selección española de baloncesto Cristina Ouviña, a la izquierda, y Paula Ginzo, a la derecha, reciben el 28 de mayo la primera dosis de la vacuna de Pfizer en el cuartel de San Juan de la Ribera en Valencia, dentro de su preparación para el Eurobasket. EFEFEB / Europa Press

Si no parece que vaya a afectar a su salud, y en todo caso supondrá una alegría para Brais Méndez, el positivo por covid 19 del capitán Sergio Busquets complica soberanamente la preparación de la selección española de fútbol para la Eurocopa, de la misma manera que al golfista Jon Rahm una PCR positiva el sábado pasado después de la tercera ronda del Memorial le privó no solo de la posibilidad de ganar un torneo, acercarse al número uno mundial y más de millón y medio de dólares en la cuenta corriente, sino que también pone en peligro su participación en el próximo Open de Estados Unidos.

Si ambos deportistas hubieran estado vacunados, como lo está más del 50% de los golfistas de la PGA de Estados Unidos, país en el que la vacunación es libre, ninguna de estas situaciones se habría producido. O como lo estarán todos los acreditados españoles que acudan a los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo mes de julio, una familia olímpica y paralímpica española que cuenta, como explica Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico español (COE), con más de 1.000 miembros entre deportistas de la lista amplia, en la que figuran quienes aún no han conseguido la clasificación pero pueden obtenerla, técnicos, sanitarios, entrenadores, federativos, miembros y técnicos españoles de federaciones internacionales y periodistas. “He estado hablando con Thomas Bach”, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), “y me ha reconocido que el COE somos el comité olímpico nacional que más miembros de delegación ha vacunado. En estos momentos, ya han recibido la primera dosis 920 miembros de la familia olímpica española”. Como para el resto de los ciudadanos españoles, la vacunación es voluntaria para los olímpicos.

Más información

El Gobierno ya ha aceptado, por razones de utilidad pública –el deporte es un símbolo de espacio seguro y necesario frente a la covid, recuerda el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, quien siempre añade que, además, los deportistas son la representación de España, su imagen, en el extranjero—que los futbolistas de la selección se vacunen en las próximas 48 horas, a menos de cinco días para el inicio de la Eurocopa aunque su franja de edad no esté siendo vacunada en el país aún. Seguirá con varias semanas de retraso el dispositivo olímpico, que comenzó sus vacunaciones con Pfizer a mediados de mayo y que, pasadas tres semanas, ya ha comenzado a dispensar las segundas dosis.

“Ni Tokio ni Japón, un país en el que el índice de vacunaciones es muy bajo, exigen a los visitantes olímpicos que entren vacunados, y no por estar vacunados nos libraremos de los protocolos de distancia, mascarillas, lavados de manos y PCR diarios”, dice el presidente del COE. “Pero sí que lo recomienda por una sencilla razón: será mucho más difícil contagiarse y contagiar estando vacunados”. Los deportistas, aun vacunados, esperan restricciones tremendas en Tokio, como las que les relatan los triatletas que acudieron en mayo al Mundial de Yokohama. Los entrenamientos, por ejemplo, solo se podían desarrollar en gimnasios, una piscina, una bici estática y un tapiz para correr, y cuando estaban en el hotel no podían salir de la planta en la que tuvieran sus habitaciones. Eran burbujas sin apenas oxígeno.

Ya desde comienzos de año, Blanco ha estado recordando al Gobierno la necesidad de vacunar al equipo olímpico. Si en un principio iba a ser el Comité Olímpico Internacional (COI) quien asumiera el proceso de vacunación en loas más de 200 países que participarán en los Juegos con vacunas regalo del Gobierno chino y, posteriormente, con cupos que le entregaba directamente Pfizer, se decidió que los países con posibilidades de vacunar a sus deportistas dejarían su cupo olímpico a los menos capacitados. “Los olímpicos españoles están siendo vacunados con cupos puestos a nuestra disposición por el ministerio de Sanidad”, dice Blanco, “mientras que los periodistas y otros cargos lo serán con parte del cupo que nos ha cedido el COI”.

Blanco cuenta que él le explicó directamente a Pedro Sánchez la necesidad de vacunar a los deportistas olímpicos y que para conseguirlo se necesitó llegar a un acuerdo con tres ministerios, el de Cultura y Deporte, el de Sanidad y el de Defensa. Y justamente es en instalaciones militares, como el hospital Gómez Ulla, de Madrid, donde se lleva a cabo el proceso de vacunación. “Hemos dado la posibilidad de hacerlo en todas las provincias”, señaló la ministra de Defensa, Margarita Robles, cuando explicó el plan. “Seguimos un protocolo muy similar al que ha guiado a los miembros de las Fuerzas Armadas”.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50