EUROLIGA

El Baskonia sigue en la cuesta de enero

Vuelve a perder con el Alba Berlín de Aito, que sigue confinado

Pierriá Henry lucha con Peyton Siva durante el partido de la Euroliga este viernes.
Pierriá Henry lucha con Peyton Siva durante el partido de la Euroliga este viernes.David Aguilar / EFE

El Alba Berlín noqueó al Baskonia en el Buesa. El equipo vitoriano necesitaba la victoria para no descolgarse de la Euroliga pero volvió a perder contra el equipo alemán, en un partido muy parecido al que se disputó en la cancha berlinesa. Para los vitorianos ha sido un mes de enero negro, que les ha puesto muy cuesta arriba la competición continental. Después de una primera mitad igualada, que se decantó del lado local, el Baskonia se desinfló en el tercer cuarto y perdió sus opciones. El arreón de los últimos segundos no le sirvió de nada. El partido se había estropeado mucho antes.

Tanto el Baskonia como el Alba buscaron un ritmo vertiginoso desde el principio. Ivanovic renunció a los hombres grandes. Jekiri apareció en el equipo inicial, y se sentó para no volver hasta la segunda parte y durante muy pocos segundos. Fall, más habitual en el equipo, fue un espectador más, como Diop, que va a empezar a llevarse alguna labor de ganchillo al Buesa para tener algo entre las manos, porque el balón casi ni lo toca. Frente al Alba fue noticia. Salió en el tercer cuarto, jugó poco más de un minuto, cometió dos faltas y regresó con sus labores. Apareció, eso sí, Kurucs, algo más de seis minutos. Anotó un triple, cometió dos faltas y se volvió a sentar.

Durante minutos no hubo respiro para nadie y los triples volaban desde todas las esquinas, y en las dos partes del campo.

Polonara era el que más se benefició de la locura de juego. Acertó desde lejos, cogió rebotes y dinamizó el juego baskonista, pero siempre aparecían Granger o Fontecchio para enredar las cosas. El primer cuarto se igualó en la locura y lo resolvió el bombardero Erikkson con un triple sobre la bocina (18-21).

El Baskonia se puso las pilas a partir del minuto 10. Espabiló Dragic y Henry aceleró todavía más. El festival de triples se intensificó y el Baskonia tomó distancias en el carrusel de acciones fulgurantes por uno y otro bando. Llegó a anotar 32 puntos y se fue hasta los ocho de diferencia. Cuando los equipos se marcharon al vestuario, la distancia se había reducido a la mitad, pero seguían los alaveses por delante.

Pero el Baskonia se desinfló en la segunda mitad. Mientras el Alba protagonizó un ejercicio coral, en el que el trabajo y los puntos se los repartieron entre todos, al Baskonia le faltó regularidad. Tuvo demasiados agujeros negros en su juego. Polonara (27), acabó con la máxima valoración del partido, pero la discreta actuación de sus compañeros abocó a la derrota de los azulgrana.

Baskonia, 77; Alba Berlín, 84

Baskonia: Vildoza (10), Jekiri (2), Sedekerskis (8), Giedraitis (10), Polonara (23) –equipo inicial– Henry (6), Dragic (8), Diop (0), Peters (7), Kurucs (3)

Alba Berlín: Mattisseck (0), Fontecchio (13), Granger (7), Sikma (3), Lammers (10) –equipo inicial– Eriksson (11), Lo (13), Siva (14), Schneider (6), Olinde (2), Thiemann (5).

Parciales: 18-21, 32-25, 11-21, 16-17.

Árbitros: Ryzhyk, Vilius, Isguder.

Fernando Buesa Arena de Vitoria. Puerta cerrada. 21ª jornada de la Euroliga.

Más información

Lo más visto en...

Top 50