El último servicio de Willian José a la Real

El delantero brasileño, a punto de salir hacia Inglaterra, consigue los dos goles que clasifican a su equipo

Willian José dispara ante un defensor para marcar el 0-2.
Willian José dispara ante un defensor para marcar el 0-2.Salas (EFE)

En medio de los rumores sobre su salida inminente de la Real Sociedad con destino a Inglaterra (al Wolverhampton), el brasileño Willian José decidió rendir un último servicio a su equipo, al que clasificó para octavos de final de la Copa con dos goles en la segunda mitad. Los celebró con un rostro de funeral, como si la noticia que barrunta, aunque no se haya hecho oficial, no le hiciera demasiada gracia.

CORCórdoba
Córdoba
0
Eduard Frías, Xavi Molina, Alberto Espeso, Alejandro Robles, Manuel Farrando, Mario Ortiz, Djakaridja Traoré (De las Cuevas, min. 64), Thierry Moutinho (Luis Miguel Redondo, min. 82), Alberto del Moral, Oyarzun (Valverde, min. 50) y Willy (Piovaccari, min. 50)
RSO R. Sociedad
2
R. Sociedad
Remiro, Aihen Muñoz, Zaldua, Modibo Sagnan (Igor Zubeldia, min. 78), Aritz Elustondo (Robin Le Normand, min. 68), Martín Zubimendi, Illarramendi (Guridi, min. 45), Roberto López (Oyarzabal, min. 67), Willian José, Ander Barrenetxea (Ander Guevara, min. 84) y Merquelanz
Goles 0-1 min. 56: Willian José. 0-2 min. 83: Willian José.
Tarjetas amarillas Illarramendi (min. 36), Xavi Molina (min. 45), Alberto del Moral (min. 56) y Aihen Muñoz (min. 80)
Tarjetas rojas Alberto del Moral (min. 87)

Los goles del delantero centro desatascaron un partido trabado, frente al Córdoba de Pablo Alfaro, que se cerró bien aunque, como contrapartida, apenas se acercó a la portería de Alex Remiro.

La Real Sociedad regresaba al escenario del crimen, allá donde cayó eliminado hace una semana por culpa de los penaltis frente al Barcelona en la Supercopa. Con cierta prevención, se supone, porque de aquella cita salieron entre lágrimas algunos jugadores, y volver al mismo campo tal vez no era plato de su gusto. Pero los futbolistas resetearon, cambiaron el registro, porque no es igual uno de los equipos más poderosos del mundo que un Segunda B, para bien o para mal.

Así que ante un equipo bien estructurado, decidieron probar fortuna desde fuera del área. Con las bandas inoperantes, la opción, que sobre todo ensayó Merquelanz, parecía la alternativa adecuada, aunque tuvieran la mira desviada los jugadores donostiarras, entre los que apareció, por primera vez después de 14 meses, su capitán Asier Illarramendi, después de varias lesiones consecutivas. Jugó 45 minutos antes de dejar su puesto a Guridi.

Con él y sin él, la Real no mejoró su juego, aunque encajonó más al Córdoba, incapaz de desplegarse al contragolpe, y en el minuto 57 encontró oro en un centro que Willian José, llegando desde atrás, remató cerca de la portería. No cambió su gesto adusto ni siquiera después del segundo gol en su cuenta, que puede ser el último con la Real.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS