NBA

La NBA extrema las medidas y prohíbe a los jugadores abrazarse y chocar las manos

La Liga suspende cinco partidos en tres días porque los equipos no cuentan con el mínimo de ocho jugadores debido a los protocolos sanitarios

LeBron James y Anthony Davis en el banquillo de los Lakers, durante un partido.
LeBron James y Anthony Davis en el banquillo de los Lakers, durante un partido.Mark J. Rebilas / Reuters

La NBA prohibirá a partir de ahora que los jugadores se abracen y choquen las manos. También reduce el número de personas con las que pueden mantener contacto y acota los espacios en que pueden reunirse. Esas y otras normas son la consecuencia de la creciente preocupación en el seno de la Liga por el aumento de contagios y de jugadores que han tenido contactos con compañeros o personas que han dado positivo.

El martes se suspendieron dos partidos más, y van cinco en los tres últimos días. Los dos últimos en posponerse fueron los que debían enfrentar este miércoles a los Celtics y Orlando, y a Washington y Utah. El domingo se había suspendido ya el Celtics-Miami. Y el lunes se decidió que no se iban a disputar tampoco los encuentros entre Nueva Orleans y Dallas, y entre Boston y Chicago. Los Celtics suman ya tres partidos suspendidos y, junto a Miami, Filadelfia, Dallas, Washington y Chicago, se encuentra entre los equipos que han tenido más bajas debido a casos positivos o rastreo de contactos. El primer partido aplazado por la NBA esta temporada fue el que debían enfrentar a Houston y a Oklahoma City el 23 de diciembre, debido a que los Rockets tenían a varios jugadores en cuarentena.

Los aplazamientos se producen porque algunos de los equipos no cuentan con el mínimo de ocho jugadores para afrontar los partidos. Este es el caso de los Celtics, con varios jugadores apartados de la competición porque deben seguir el protocolo de salud establecido por la NBA. Tatum, Jaylen Brown, Ojeleye, Javonte Green, Robert Williams, Grant Williams y Tristan Thompson son los jugadores que han tenido que seguir ese protocolo y por lo tanto han causado baja.

La Liga, tras consensuarlo el lunes en una reunión con la Asociación de Jugadores (NBPA), ha introducido nuevas normas en los protocolos y ha extremado las medidas de prevención.

Prohibido invitar a nadie a las habitaciones

A partir de ahora, se prohíbe a las personas invitadas estar en las habitaciones de los hoteles de los equipos. La liga ya no permite que los jugadores y el personal salgan de los hoteles para actividades ajenas al equipo. Anteriormente, a los jugadores se les permitía tener hasta dos invitados en las habitaciones del hotel, incluidos aquellos que eran miembros de la familia y amigos personales. “Nadie quiere que se impongan más restricciones, pero tampoco nadie quiere que la tasa de infección aumente. Si hay pasos que podamos tomar para mitigar el riesgo, los damos”, dijo la directora ejecutiva de la NBPA, Michele Roberts. “Sería irresponsable e inaceptable no emplear nuevas medidas destinadas a promover y proteger mejor la seguridad de nuestros jugadores”.

Cuando los equipos estén en su ciudad y al menos hasta el 26 de enero, tanto sus jugadores como su personal deben permanecer en casa a menos que vayan a una actividad relacionada con el equipo, hagan ejercicio al aire libre o realicen actividades esenciales. También deben limitar las interacciones fuera del trabajo a la familia, los miembros del hogar y el personal que trabaja en su hogar. Cualquiera que visite regularmente la casa de un jugador o miembro del personal debe someterse a dos pruebas de covid-19 por semana.

Los equipos que tienen jugadores que dieron positivo o un miembro del personal de alto riesgo pueden requerir que los jugadores y el personal se someta a cinco días consecutivos de pruebas de laboratorio dos veces al día, además de las pruebas diarias en el punto de atención.

Reuniones de máximo 10 minutos en el vestuario

También al menos el 26 de enero, las reuniones previas a los partidos en el vestuario no pueden durar más de 10 minutos. Las demás reuniones que involucren a jugadores y personal deben tener lugar en la cancha, en un espacio aprobado por la Liga o en una sala lo suficientemente grande para que todos los presentes estén separados por al menos un metro y medio. En dichas reuniones, todos deben utilizar la mascarilla. Las interacciones con los jugadores antes y después de los partidos deben limitarse a golpes de codo o puño; debe evitarse la socialización prolongada; y se debe mantener una distancia de un metro y medio tanto como sea posible.

Mascarilla obligatoria en los banquillos

También se establecen distancias entre los jugadores en los vuelos del equipo y todas las sesiones de tratamiento en los hoteles, incluidos masajes y fisioterapia, deben ocurrir en espacios grandes y abiertos. Estas interacciones requieren el uso de la mascarilla, que los jugadores también deberán usar de forma obligatoria en los banquillos. Cuando un jugador que haya estado en acción sea sustituido, tendrá un periodo de enfriamiento en un área establecida en la que no necesitará mascarilla. Sin embargo, una vez que los jugadores se hayan enfriado, deben volver a su asiento y usar la mascarilla hasta que vuelvan a jugar.


Más información

Lo más visto en...

Top 50