Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saponjic a escena

El delantero serbio, casi inédito con Simeone, es la solución forzosa para suplir a Morata en el peor Atlético de cara al gol

Saponjic remata a puerta durante el Cultural Leonesa-Atlético de Copa.
Saponjic remata a puerta durante el Cultural Leonesa-Atlético de Copa. Getty Images

Aún convaleciente Diego Costa de la operación de hernia discal cervical y con Álvaro Morata de baja por una lesión muscular en un gemelo, producida en el último derbi, Diego Pablo Simeone llamó este martes a capítulo a Ivan Saponjic (Nova Varos, Serbia, 22 años). El ignoto delantero fue probado como atacante titular. Su entrenador también le dedicó una sesión especial de movimientos en el área. Si se confirma la novedosa y forzosa apuesta de Simeone para el partido del sábado ante el Granada, Saponjic formará por primera vez en el once desde que fue contratado en verano procedente del Benfica a cambio de 300.000 euros y un porcentaje de un futuro traspaso. Su fichaje fue recomendado por su agente, Miha Mlakar, que también representa a Jan Oblak. La operación se concretó poco tiempo después de que el meta esloveno firmara su millonaria renovación y también contó con el aval del mediapunta exrojiblanco Vljko Paunovic, que le dirigió en el Mundial sub-20 conquistado por Serbia en 2015. Saponjic fue la pareja de ataque del madridista Luka Jovic.

Con su reclutamiento, la dirección deportiva rojiblanca buscaba un tercer o cuarto delantero de un perfil distinto en edad y prestaciones al de Nicola Kalinic. Sin embargo, hasta ahora, la participación de Saponjic se reduce a una hora, incluida la prórroga, en la eliminación copera ante la Cultural Leonesa y a los cinco minutos finales del último empate en casa ante el Leganés (0-0). En el Atlético describen a un chico trabajador, duro, fajador y abierto. No solo se relaciona con el grupo de los balcánicos que componen Oblak, Savic y Vrsaljko. Es muy cercano a João Félix, con el que coincidió en el Benfica. Su relación con los españoles y los sudamericanos ha ido a más en la medida en la que ha empezado a chapurrear el idioma.

El misterio de su verdadera valía rodea a un delantero que puede saltar a escena el sábado en medio de un inquietante contexto de bajas y de la alarmante sequía goleadora que ha mermado la cosecha de puntos del equipo en la Liga. Los 22 goles en 22 jornadas son el peor registro de la historia del Atlético. Ni siquiera la aciaga temporada 1999-00, la del descenso a Segunda División, los rojiblancos marcaron menos goles que en lo que va del presente curso a estas alturas (34 entonces).

El pulso del Cholo

“Su mejor arma es su fortaleza en el área. Es inteligente e intuitivo para llegar a las zonas de remate. Puede golpear con ambas piernas y es fuerte en el juego de cabeza”, le describe João Tralhao, que le dirigió en el filial del Benfica. “Es un jugador que con 17 años ya jugaba en el Partizán de Belgrado. Nadie llega a uno de los equipos más importantes de su país y después a dos grandes clubes como Benfica y el Atlético si no tiene potencial. En el Benfica se estaba ganando su espacio y en el Atlético trabaja duro. Tenía a Costa, a Morata y a Correa por delante. No es fácil”, prosigue Tralhao.

Saponjic no fue una petición de Simeone, que en la pretemporada ya dejó claro que no entraba en sus planes a corto plazo. Lo utilizó 13 minutos en el primer bolo veraniego ante el Numancia, en el que marcó un gol, y apenas 10 minutos ante el Chivas mexicano, en la gira por Estados Unidos. Su nombre solo ha aparecido en un total de 10 convocatorias.

Antes de que comenzara el curso, Simeone ya reclamó al valencianista Rodrigo por la ausencia de Griezmann y la tendencia a las lesiones de Costa y Morata. “¿Quién va a hacer los goles?”, le inquirió el preparador argentino a la dirigencia y al director deportivo, Andrea Berta. Cuando Costa cayó lesionado a principios de diciembre, el Cholo prefirió contar antes con el canterano Darío Poveda, hasta que este también se lesionó. Esto se interpretó en el club como el clásico pulso de un entrenador al que no se le había podido conceder la petición de Rodrigo porque no cuajó el pase de Correa al Milan.

En el reciente derbi, cuando Morata abandonó el terreno de juego, también el elegido fue otro canterano, Camello, para recomponer el ataque junto a Carrasco. “Entendíamos que Camello, que es internacional en las categorías inferiores con España, tiene condiciones técnicas para sostener la pelota”, explicó Simeone cuando fue preguntado por si terminar un partido tan trascendente como el del Bernabéu con Camello y Carrasco, recién repescado de China tras dos meses sin jugar, no desnudaba los problemas derivados de la planificación del plantel.

Frustrado el fichaje de Edinson Cavani, Simeone espera poder contar con Morata y João Félix para el partido de ida con el Liverpool, en octavos de la Champions, que se disputará el 18 de febrero en el Metropolitano. Incluso en el club no se descarta que Costa pueda disputar unos minutos. Mientras, la solución para el partido del Granada y el siguiente de Mestalla puede recaer en Saponjic. El problema está en saber si sus condiciones de rematador de área pueden encajar en un equipo que demanda a sus delanteros que estiren al equipo en velocidad para desplegar el contragolpe. “La velocidad no es su punto fuerte, pero para jugar al contragolpe no hace falta solo tener jugadores rápidos para atacar los espacios. También hace falta que haya jugadores que generen espacios para los demás y Saponjic eso lo hace muy bien”, asegura Tralhao.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información