Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça busca entrenador

Las negativas de Xavi y Koeman, que han emplazado a la directiva hasta junio, condicionan el momento de la salida de Ernesto Valverde

Ernesto Valverde, durante el Barça-Atlético de Supercopa. En vídeo, las claves de la búsqueda de un relevo para el entrenador vasco. Vídeo: G.BATTISTA

La directiva del Barcelona busca desesperadamente desde el jueves un sustituto de Ernesto Valverde. Y, como de momento no ha encontrado a ningún técnico dispuesto, ni Xavi Hernández, ni Ronald Koeman, ahora mismo no se sabe ni siquiera si el Txingurri dirigirá el entrenamiento de este lunes, previo a la reunión que celebrará por la tarde la junta que preside Josep Maria Bartomeu. La comisión deportiva evaluaba mientras tanto la posibilidad de una destitución o rescisión del contrato de Valverde. No hay noticias por el contrario sobre la disponibilidad del entrenador a continuar o a pactar una salida inmediata del Camp Nou. Alguna fuente próxima al técnico ha expresado únicamente su malestar porque el club no le ha informado sobre la decisión de prescindir de sus servicios al regreso de Yedda.

La derrota en las semifinales de la Supercopa contra el Atlético, después de un partido tan bien jugado como mal rematado (2-3), provocó una reacción sorprendente del presidente del Barça. Bartomeu decidió relevar a Valverde. El mandatario se había tomado un tiempo de reflexión durante el descanso navideño porque entendía que el equipo tenía que mejorar en la segunda parte de la temporada, circunstancia que no se dio en el derbi contra el Espanyol (2-2). Las dudas aumentaron después de perder con el Atlético porque el discurso del partido evocó las dramáticas eliminatorias de Champions contra el Roma y el Liverpool.

Bartomeu entiende que se impone un cambio porque el equipo ha caído en la rutina, incluso después de las incorporaciones de De Jong y Griezmann, y el entrenador no dispone ya de respuestas que garanticen la posibilidad de ganar títulos —ha perdido incluso la fiabilidad defensiva que le dio el propio Txingurri— a pesar de que el Barcelona es líder de LaLiga y jugará los octavos de final de la Champions contra el Nápoles.

El presidente busca un punto de inflexión que tenga el efecto que ya protagonizó en enero de 2015 cuando destituyó al director deportivo Andoni Zubizarreta —el valedor precisamente del fichaje de Valverde— y convocó elecciones por el contencioso que mantenían Messi y Luis Enrique desde Anoeta. El Barça acabó por ganar aquella temporada el triplete con la conquista de Berlín.

El sacrificado ahora es Valverde, el primer entrenador que el club destituiría después del cese de Van Gaal en 2003, tiempos de la presidencia de Joan Gaspart. El Txingurri sabe que sus opciones de continuar son mínimas porque ha perdido la confianza del presidente, su valedor después de que la mayoría de directivos apostaran por su salida del club después de la eliminación de Anfield. Bartomeu quería ganar tiempo para buscar durante la temporada al sustituto de Valverde.

Guardiola: “Ernesto no se merece esto”

Guardiola, tras la goleada del Manchester City en el campo del Aston Villa (1-6), fue preguntado sobre la situación que vive el Barcelona. El exjugador y entrenador azulgrana criticó los movimientos que ha llevado a cabo la directiva de Josep Maria Bartomeu. “Barcelona es un sitio especial porque ganar la Liga no es suficiente. Me sabe muy mal por Ernesto Valverde. No se merece esto. Ojalá se pueda solucionar pronto la situación, como socio de este club. Esto es todo”, comentó Guardiola.

Luis Enrique también fue preguntado en el estadio Rey Abdullah, durante el descanso de la final de la Supercopa entre el Real Madrid y el Atlético. “Valverde es un entrenador muy experimentado que ha ganado muchos títulos”, dijo el seleccionador español a los micrófonos de Movistar +. “Empatizo con Valverde porque me cae de maravilla. Está haciendo muy buen trabajo. Es líder y está en disposición de ganar todos los títulos y es uno de los mejores entrenadores españoles”.

El drama azulgrana es que la situación se ha precipitado y la directiva no controla el timing después de que Rac 1 descubriera el viernes que Óscar Grau y Eric Abidal, el CEO y el director deportivo del club, habían viajado a Qatar para ofrecer el cargo de entrenador a Xavi. La sorpresa del exjugador azulgrana fue mayúscula porque aguardaba una conversación informal con los representantes azulgrana y se encontró con una oferta en firme: dos años y medio de contrato a partir de enero, circunstancia que le obligaba a abandonar el Al Sadd cuando su equipo afronta este viernes la final de la Copa Príncipe de Qatar. La respuesta de Xavi ha sido negativa por respeto a su club —todavía tiene un año de contrato—, y también a Valverde. El excapitán ha emplazado a los emisarios azulgrana a negociar más adelante con vistas a un próximo contrato con fecha 30 de junio.

Aunque la junta intentó dar un carácter protocolario a la visita de Grau y Abidal —inicialmente su objetivo era supervisar la evolución de Dembélé, que se trata de su lesión en Qatar—, no ha podido disimular sus intenciones de fichar a Xavi, una figura capital del barcelonismo que ha admitido su buena relación con el precandidato electoral Víctor Font y también con el expresidente Joan Laporta. Xavi era un mirlo blanco para Bartomeu si se tiene en cuenta su ascendente sobre la plantilla y su carisma, un detalle importante porque las elecciones están previstas para 2021 y el presidente —no puede optar a la reelección— ya ha encontrado al candidato continuista, Emili Rousaud.

El Barça no ha podido ocultar las negociaciones con Xavi y, por tanto, la figura de Valverde se ha debilitado a pesar de contar con el apoyo de los pesos pesados del vestuario, igualmente amables por otra parte con Xavi. La junta, en cualquier caso, no se resigna a dar con un técnico que pueda ocupar ya mismo el banquillo del Camp Nou. Lluís Canut informó en Catalunya Ràdio que el Barça también le había ofrecido el cargo a Koeman, actual seleccionador holandés, quien se niega a cualquier negociación hasta después de la Eurocopa, para cuando puede recurrir a una cláusula que le libera para llegar al Camp Nou.

La lista de candidatos es tan amplia que, según Rac 1, incluye a Mauricio Pochettino, el mismo que cuando dirigía al Tottenham dijo: “Sería imposible entrenar al Barça porque mis lazos emocionales están creados en el Espanyol”. También afirmó: “Antes de sentarme en el banquillo del Camp Nou me vuelvo a trabajar a mi granja de Argentina”. La alternativa sería el técnico del filial, Francisco García Pimienta.

La falta de dirección deportiva, y de un buen diagnóstico, complica la solución y posibilita cualquier salida después de las negativas recibidas por Bartomeu. La directiva, que ya fichó a Abidal —secretario técnico de la candidatura de Laporta—, tampoco ha podido convencer a Carles Puyol y a Jordi Cruyff para el cargo de secretario técnico y destituyó a Víctor Valdés después de su fichaje exprés para el Juvenil A. La próxima pieza será seguramente Valverde aunque desde el club se insiste en que el técnico tiene contrato hasta junio y se le espera hoy en la Ciudad Deportiva. Habrá que ver la respuesta del Txingurri y la cara de Messi. No hay que olvidar que el 10 puede rescindir en junio su contrato con el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información