REAL MADRID

Florentino Pérez reclama con urgencia una Superliga europea

El presidente del Real Madrid pide reformas sin demora que hagan el fútbol “más competitivo y emocionante” para paliar el impacto económico de la pandemia

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante la Asamblea de Compromisarios de este domingo.
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante la Asamblea de Compromisarios de este domingo.real madrid

Florentino Pérez aprovechó la solemnidad de la cita anual de la Asamblea de Compromisarios, donde sacó adelante con la rotundidad prevista las cuentas adelgazadas del Real Madrid en este escenario de covid, para lanzar un mensaje que ha agitado el mundo del fútbol. “Se necesitan nuevas fórmulas que lo hagan más competitivo, más emocionante y más fuerte. La reforma no puede esperar y debemos afrontarla cuanto antes”, aseguró ayer.

Aunque no lo mencionó expresamente, la palabra que sobrevoló su discurso fue el de la Superliga europea. La entidad blanca es una de las impulsoras de un proyecto que supondría la ruptura con la Champions que organiza la UEFA, y que alumbraría un nuevo torneo, en un formato casi cerrado con la presencia de los principales equipos del continente, con la intención de aumentar los ingresos. Hace tiempo que los clubes más importantes reclaman al organismo dirigido por Aleksander Ceferin más dinero por participar en las competiciones europeas.

La idea, en realidad, tiene varios años, pero el golpe económico del coronavirus la ha impulsado con fuerza en los últimos meses. Josep Maria Bartomeu, antes de presentar su dimisión al frente del Barcelona, comunicó de forma oficial que el club azulgrana había iniciado los trámites para unirse a ella. Aquel anuncio sorpresa, realizado hace dos meses, supuso una sacudida, a la que ahora se une esta del Real Madrid.

“Si ya era difícil mantener la competitividad, el impacto de esta pandemia nos obliga a hacer una reflexión más profunda. Ya nada volverá a ser igual. Nos ha hecho más vulnerables y, por supuesto, también al mundo del fútbol”, arrancó el presidente blanco en la parte final de su discurso. “Todos abogan por la reforma del panorama competitivo. Los aficionados se encuentran con una saturación del calendario que afecta muy negativamente a las competiciones, hasta el punto de que, incluso, tienen dificultades para identificarlas. También hay consecuencias para los jugadores, que se lesionan por la gran cantidad de partidos, algunos de ellos amistosos”, advirtió.

Durante su exposición, el dirigente insistió en la idea de que “el impacto de la covid-19 demanda nuevos cambios, nuevas evoluciones” y que “el fútbol debe hacer frente a este tiempo”. “Los grandes clubes europeos tenemos millones de aficionados y la responsabilidad de luchar por este cambio, que hay que afrontar sobre la base de la solidaridad. Las nuevas generaciones consumen más contenidos y nuestra obligación es adaptarnos para que el fútbol siga siendo el más demandado. Por ello, debe mejorar la competitividad y calidad. Es un desafío y debemos prepararnos”, abundó. Las palabras de Florentino Pérez encontraron pronto réplica en el presidente de LaLiga, Javier Tebas. “Creo que anda muy despistado con el tema de la Superliga, deben informarle mejor”, escribió en su perfil de Twitter.

El diseño de este hipotético torneo no se conoce al detalle ni se ha hecho público, pero sí se ha ido sabiendo su esbozo. Contemplaría la presencia de alrededor de 20 conjuntos y, aunque no se trataría de una liga completamente cerrada, algunos participantes no descenderían en las primeras ediciones para garantizar la estabilidad y rentabilidad ante los potenciales inversores y teleoperadores. Se disputaría a dos vueltas y los ocho primeros se clasificarían para las eliminatorias, de donde saldría el campeón. Esta iniciativa no implicaría que sus integrantes abandonaran las ligas nacionales. La idea, más o menos, se inspiraría en el modelo de la Euroliga de baloncesto.

El reparto televisivo

Consciente de que el proyecto sigue tomando forma, especialmente tras la adhesión del Barcelona, se supo que la UEFA trabaja en una reforma de la actual Liga de Campeones a partir de 2024 que reportaría más dinero a los participantes. Según ese proyecto, se ampliaría el número de conjuntos de 32 a 36 y se dividirían en seis grupos de seis equipos (ahora son de cuatro). Esta remodelación aumentaría el número de partidos en la primera fase de seis a diez, con el consiguiente incremento de ingresos por televisión y taquillaje.

En su intervención, Florentino Pérez también se quejó del reparto de los derechos televisivos que, a su juicio, resulta muy lesivo para los clubes más importantes. En los presupuestos de los grandes, apuntó, representa sobre el 25% del total, cuando para los más modestos esa cantidad puede cubrir sus cuentas casi al completo. Eso obliga, según el presidente blanco, a buscar otras vías de financiación, que son, precisamente, las más afectadas en esta pandemia. Se refirió, en concreto, a las partidas por el estadio y los socios, que este año en el Madrid se reducen a unos 9,5 millones cuando, en circunstancias normales, alcanzarían los 172. “Esta es nuestra ruina. Por nosotros, que entre público en cuanto se pueda. Si la situación se alarga, puede ser dramático”, remachó.

El presidente del Real Madrid puso a la entidad a la cabeza de esta reforma. “Nuestro club ha participado en todas las innovaciones necesarias y ha protegido las tradiciones cuando han estado en peligro. Fue la única entidad del mundo fundadora de la FIFA e impulsó la creación de la Copa de Europa junto al periódico L’Equipe. Sin estos momentos, el fútbol no habría llegado a ser lo que es hoy. Pero ahora este modelo necesita un nuevo impulso”, zanjó el mandatario.

Al margen de la vía y de quien pilote la nueva era, que es lo que está en juego, todo apunta a que la máxima competición europea se encamina hacia otra reforma en busca de más dinero. Así ha sido en las últimas tres décadas, desde que a principios de los noventa cambiara de piel empujada por los deseos de españoles e italianos. Desde entonces, la Champions ha multiplicado su volumen y los premios, lo mismo que se persigue ahora.

Comentaristas desfavorables

”Es momento para la austeridad”, resumió el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en la presentación de las cuentas del club en la Asamblea Ordinaria de Compromisarios celebrada ayer de forma telemática. El presupuesto de la temporada 2020/21 se sitúa en los 617 millones, 300 menos de lo previsto si no hubiera estallado la pandemia, y en su elaboración se ha contemplado que no entre público en los estadios en toda la campaña. El curso pasado, el 2019/2020, se cerró con unos ingresos de 715 millones, 107 menos de los previstos. El ejercicio registró una cifra casi simbólica de beneficios: 313.000 euros.

Para aliviar el agujero, las primeras plantillas de fútbol y baloncesto, y los principales ejecutivos se redujeron el sueldo un 10%, lo que supuso un ahorro, en el caso del vestuario del primer equipo de fútbol, de 29 millones.

Las cuentas generales recibieron una aprobación casi total. 1.797 votos a favor y solo cinco en contra y 11 abstenciones para las de la 2020/21; y 1.830 sufragios a favor, tres en contra y tres abstenciones para las de la 2019/20.

Respecto a las obras del Bernabéu, cuyo coste queda al margen de los presupuestos de las dos últimas temporadas, Pérez aseguró que no afectan a la actividad económica de la entidad. El Madrid firmó un préstamo por 575 millones a 30 años y el presidente enfatizó que la primera cuota no se pagará hasta 2023, cuando la reforma esté terminada.

Ya en el turno de ruegos y preguntas de los socios, el presidente se detuvo en criticar la realización televisiva y a los comentaristas. “Hay veces que no repiten jugadas que son muy importantes. Todo el mundo ve que hay una gran diferencia, no solo en la repetición de las imágenes, sino en las personas que están hablando en los partidos y no son nunca favorables al Real Madrid. Nunca me he mojado, pero es la verdad. Es un clamor popular el diferente trato que nos hacen al Real Madrid respecto a otros equipos”, protestó. Tebas también comentó esta queja en Twitter: “Si cree que no son objetivas, en el mando a distancia hay una opción para escuchar el partido con RMTV, seguro que son más ‘objetivas”.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50