Fútbol, una industria de seres humanos

No me extraña que jugadores y entrenadores estén levantando la voz

Siempre pensé que los hinchas tienen una doble vida: la de la cancha, cuando son arrastrados por la emoción, y la de su casa, cuando se convierten en seres pensantes. Los mismos tipos, con unas horas de diferencia. Pero resulta que ahora que el hincha está en el exilio y la masa no alimenta su fanatismo, sigue dándole una respuesta unívoca a problemas complejos. El Madrid, por ejemplo, tiene problemas de varias índoles: posiciones que no están dobladas, jóvenes demasiado tímidos, veteranos que no aguantan el ritmo enloquecido de la competición, dificultades de equilibrio que paga en las dos ár...

Más información

Lo más visto en...

Top 50