LIGA SANTANDER

El Consejo Superior de Deportes autoriza a LaLiga a programar partidos de fútbol los viernes y los lunes

El organismo interviene en la guerra de competencias entre la patronal y la Real Federación Española de Fútbol y permite que la entidad presidida por Javier Tebas agende hasta 20 encuentros los lunes

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en la sede de la patronal de clubes, en Madrid.
El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en la sede de la patronal de clubes, en Madrid.Paul Hanna / Reuters

Volverán, al menos de momento, los partidos de fútbol en España los viernes y los lunes. El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha intervenido este viernes en el conflicto de competencias entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por los horarios de los encuentros de Primera y Segunda División. El organismo, como ha adelantado este mediodía Deportes Cuatro, ha autorizado a LaLiga a agendar partidos los viernes y los lunes después de que el Comité de Competición de la RFEF lo prohibiese el pasado 9 de septiembre, a solo 48 horas del comienzo del campeonato, lo que obligó a modificar in extremis la fecha de cuatro encuentros de las dos principales categorías del fútbol español. El CSD, un organismo autónomo encuadrado en el Ministerio de Cultura y Deporte con la potestad de regular y mediar en conflictos entre federaciones y ligas, ha concluido que es la patronal quien tiene la facultad de establecer los horarios de los partidos, según la Ley del Deporte, el convenio de coordinación firmado por la RFEF y la LNFP y los estatutos de esta última. Las partes afectadas pueden presentar un recurso contencioso-administrativo contra la resolución en un plazo de dos meses o un recurso de reposición en el propio CSD durante el próximo mes.

La disposición del Consejo Superior de Deportes, firmada por su presidenta, Irene Lozano, autoriza a LaLiga a celebrar partidos de Primera y Segunda los viernes y hasta 20 jornadas por temporada con encuentros los lunes con, “en principio, un solo partido por jornada”. Los festivos, además, no entran en esta categoría, con lo que si cuadra un lunes no laborable, LaLiga podría agendar en esa fecha varios duelos más. El organismo también pide a la patronal que los encuentros de los lunes se usen principalmente para reprogramar y recuperar partidos aplazados o suspendidos “por motivos sanitarios relacionados con la pandemia de covid-19 u otras eventualidades” y que mantenga el principio de equivalencia entre clubes, es decir, que no siempre sea el mismo equipo el que tenga que jugar el primer día de la semana.

La resolución del CSD, que empezó a mediar en las desavenencias entre la RFEF y la LNFP por los horarios de las jornadas en noviembre de 2019, llega a las puertas de la sexta jornada de competición, que comienza este sábado, con lo que LaLiga no tiene margen de maniobra para cambiar la hora y el día en el que se disputarán los encuentros. En la séptima jornada, sin embargo, la patronal ya tiene el horario preparado para que un partido se dispute el viernes y otro el lunes. Se trata del Elche-Valencia (23 de octubre a las 21.00, por Movistar LaLiga) y del Levante-Celta (26 de octubre a las 21.00, por Gol TV). La octava jornada, que se disputa el siguiente fin de semana, aún no tiene asignadas las horas y los días en los que se jugarán los encuentros.

El organismo dirigido por Irene Lozano recuerda en la resolución que la Audiencia Provincial de Madrid, en un auto de medidas cautelares fechado el pasado 1 de junio, señala a LaLiga como la encargada de organizar la competición, mientras que la RFEF asume una función de coordinación y supervisión. “Contrarrestar la incertidumbre que impone la pandemia sólo es posible otorgando mayor flexibilidad en la organización de los partidos a lo largo de la semana”, razona la disposición. Con todo, todavía hay una causa judicial abierta en segunda instancia en torno a los horarios de los partidos los lunes y los viernes. LaLiga recurrió a la Audiencia de Madrid la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 2 de la capital que el pasado mayo dio la razón a la RFEF al afirmar que la programación de los encuentros esos días requería de la aprobación de ésta.

En el texto, el CSD reprocha con levedad a la Real Federación Española de Fútbol la guerra que mantiene con LaLiga desde la pasada temporada a tenor de los horarios de los partidos, que ha dado lugar a cambios en la fecha de los mismos a 48 horas de su celebración, como sucedió el pasado 9 de septiembre, a las puertas del inicio de Primera y Segunda. “El correcto ejercicio de dicha función de coordinación [de la RFEF] no debe dar lugar a bloqueos que pongan en peligro el desarrollo pacífico de la competición profesional de fútbol; competición ésta de una repercusión e impacto social, económico y mediático innegable, más si cabe en un período temporal en el que se sufre las consecuencias de la pandemia de la covid-19”, se queja el CSD.

Una franja para el fútbol femenino

La otra novedad que trae la resolución del Consejo Superior de Deportes es la creación de una franja horaria reservada para el fútbol femenino y el resto de categorías de fútbol federado no profesional y de deporte base. El organismo dirigido por Irene Lozano, que anunció el pasado septiembre que la liga femenina sería considerada profesional la próxima temporada —un estatus que hasta ahora solo tienen la Primera y Segunda división masculina y la ACB—, reserva los sábados y los domingos hasta las 14.00 para la celebración y retransmisión de partidos corresponidentes a la Primera Iberdrola y al resto de categorías de fútbol no profesional y de deporte base. Esta norma impide a LaLiga fijar a partir de ahora encuentros para el domingo a las 12.00 o el sábado a las 13.00, como sucedió en la jornada 5 con el Osasuna-Celta —domingo 4 de octubre a las 12.00— o en la jornada 3 con el Alavés-Getafe —sábado 26 de septiembre a las 13.00— y el Osasuna-Levante —domingo 27 a las 12.00—.

Más información

Lo más visto en...

Top 50