EUROLIGA

El Barça supera un mal trago ante el Panathinaikos

Higgins y Davies deciden en la prórroga y los azulgrana se sobreponen a las lesiones de Claver y Abrines

Calathes, en el partido entre el Barça y el Panathinaikos.
Calathes, en el partido entre el Barça y el Panathinaikos.

El Barça las pasó canutas para sobreponerse a las bajas, a varias fases de mal juego y a un batallador Panathinaikos que le llevó de cabeza. Salvó el escollo en la prórroga gracias al protagonismo y la eficacia de Davies y Hanga y a las remontadas que también impulsaron Calathes y Kuric cuando su equipo llegó a perder en dos fases por 11 puntos.

El Barça echó en falta a Mirotic, que lo está pasando mal con el coronavirus, tal como él mismo explicó en un tuit, y también a Abrines. El mallorquín, apenas transcurridos unos primeros minutos, se torció el tobillo y ya no pudo volver a la cancha. Claver ni siquiera pudo ser inscrito debido a una fascia plantar.

Marcus Foster, un escolta estadounidense de 25 años con una exótica carrera profesional que le llevó a Corea, Líbano e Israel antes de recalar en el Panathinaikos, le amargó la vida a la defensa del Barça. Jasikevicius se desesperó. La transición de ataque a defensa de los suyos fue deficiente en los primeros minutos y no hubo rastro de ayudas. Y en ataque, tan mal o peor, con tres pérdidas y 0 de 3 en los triples frente a la defensa, a menudo en zona, del Panatinaikos. Ese comienzo marcó el desarrollo del partido. El entrenador lituano volvió a recurrir al novato Sergi Martínez, que también empezó mal con tres fallos en sus tres primeros tiros libres. Su mérito, como el de todo el equipo azulgrana, fue que supo reaccionar de manera fulminante cuando peor lo estaban pasando. Calathes y Kuric fueron los responsables de la primera remontada del Barça que, con un parcial de 11-0 rompió su flojera ofensiva y pasó a dominar por 21-18.

Foster, Mitoglou y Papapetrou volvieron a la carga y el Barça volvió a descolgarse. Esta vez el parcial tuvo que ser de 12-0 para que el Barça se pusiera por delante después de haber estado otro vez muy tocado en el minuto 25 (44-55).

Calathes cuajó una excelente actuación ante su exequipo y además, en el igulado final de partido, fue providencial al robarle un rebote en ataque a Papagiannis. Davis lo aprovechó para adelantar al Barça, 75-72, pero una falta a Kaselakis permitió al jugador griego empatar a 75 cuando faltaban siete segundos. Higgins falló el triple en el último ataque del Barça. Pero, en la prórroga, los ataques de ambos equipos fueron más rápidos y certeros y acabó prevaleciendo la pólvora y el protagonismo de Higgins, con 24 puntos, además de siete rebotes y cinco asistencias, y de Davies, con 20 puntos, cinco rebotes y dos asistencias.

Barça, 97; Panathinaikos, 89

Barça: Hanga (5), Higgins (24), Abrines (0), Smits (4), Davies (18) –equipo inicial-; Bolmaro (0), Heurtel (7), Pustovyi (1), Oriola (6), Sergi Martínez (1), Kuric (14) y Calathes (14).

Panathinaikos: Sykes (0), Foster (24), Papapetrou (8), Mitoglou (16), Auguste (2) –equipo inicial-; Papagiannis (2), Kaselakis (5), Nedovic (15), White (0), Bentil (0) y Sant-Roos (17).

Parciales: 13-18, 23-17, 22-23, 17-17 y, en la prórroga, 22-14.

Árbitros: Lamonica, Latiseus y Vilius. Eliminado Papapetrou (m.34). Señalaron una falta antideportiva a Kuric.

Palau Blaugrana. Cuarta jornada de la Euroliga.

Lo más visto en...

Top 50