FÓRMULA 1

Fernando Alonso: “El coche es más rápido que yo”

El asturiano lleva a cabo un test promocional en el ‘Circuit’ para familiarizarse con el monoplaza de Renault

Fernando Alonso durante las pruebas en el Circuito de Montmeló este martes.
Fernando Alonso durante las pruebas en el Circuito de Montmeló este martes.

Fernando Alonso volvió a rodar este martes al volante de un Fórmula 1, en este caso del Renault, la escudería con la que regresará al Mundial de Fórmula 1 la temporada que viene y tras dos de ausencia. Lo ha hecho al volante del R.S.20, el monoplaza de la temporada actual, no con el que correrá el año que viene. Ha sido en Montmeló y durante una jornada de las que se denominan de filmación, esas que teóricamente sirven para que lo equipos graben anuncios publicitarios para sus patrocinadores, que por reglamento presentan algunas restricciones. El asturiano no podía rebasar la frontera de los 100 kilómetros, que extrapolados a la cuerda del trazado barcelonés suponen unas 20 vueltas. Desde que el pasado 8 de julio se anunció su regreso a la F1 para 2021, con Renault, Alonso ya ha pasado varias veces por la sede del equipo, en Enstone (Gran Bretaña), para conocer a los miembros de la estructura y llevar a cabo varias sesiones de simulador.

“Las sensaciones han sido buenas. El coche es más rápido que yo en este momento. Todavía no he podido extraer el máximo del coche porque adaptarse de nuevo a la velocidad de la F1 no es tan fácil. He ido mejorando vuelta tras vuelta y he intentando dar buena información a los ingenieros”, valoró el asturiano en la cuenta de Renault en Instagram, después de completar “un día muy bueno” en Barcelona para realizar un rodaje audiovisual. “Solo han sido 100 kilómetros, pero para mí era muy especial volver a subir a un coche de F1. Ha sido una buena oportunidad para tener el R.S.20 en mis manos. Creo que el coche tiene potencia, lo vemos cada fin de semana, pero todavía hay margen de mejora e intentaremos aprovecharlo a corto plazo”, analizó Alonso.

“Son sólo 100 kilómetros, es un ‘filming day’ y trataremos de maximizar esas vueltas y de hacer algunas fotos y vídeos. Sé que aprenderé y descubriré un montón de cosas durante esos giros”, convino el ovetense, que probablemente siga rodando también el miércoles, pero con un coche más antiguo, algo que sí permite el reglamento. “Recuerdo que mi primer test con Benetton en el año 2000 que fue en Montmeló, hace exactamente 20 años. Además, será una de las últimas oportunidades con un coche con el logo de Renault”, añadió el ovetense, en alusión a la mutación hacia Alpine que se materializará el año que viene.

Probablemente, no hay mejor momento que este para subirse al R.S.20, solo dos días después de que Daniel Ricciardo lograra el primer podio para el fabricante francés en nueve años. Con esa cara de chiste y el buen rollo que transmite, el australiano, a quien Alonso sustituirá, hace tiempo que es uno de los integrantes de la parrilla más populares. Los hay, como Lewis Hamilton, con muchos más seguidores, pero a diferencia de lo que ocurre con el británico, es prácticamente imposible encontrar a alguien que hable mal del ‘aussie’, algo muy extraño en una disciplina despiadada, individualista y que fomenta tanto el egoísmo como esta. Cuando Ricciardo sugiere algo es prácticamente imposible decirle que no, por más que uno pueda llegar a arrepentirse de ello. Eso es lo que le ha ocurrido a Cyril Abiteboul, el director del equipo Renault en el que compite el de Perth, que después de que ‘Ric’ se subiera al podio en Nürburgring, deberá hacerse su primer tatuaje. “Yo eligiré el tamaño y la ubicación en el cuerpo, y Cyril, el diseño. Seguramente tendrá algo que ver con Alemania, que es donde gané la apuesta”, explica Ricciardo.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50