PREMIER LEAGUE

Lampard convierte el problema de Kepa en la crisis del Chelsea

El técnico vuelve a sacrificar al portero español y el West Brom le mete tres goles en media hora ante el derrumbe general de la defensa

Kepa, con pantalón verde, en la grada de The Hawthorns este sábado.
Kepa, con pantalón verde, en la grada de The Hawthorns este sábado.NICK POTTS / AFP

Frank Lampard asistió al desastre de pie en la banda de The Hawthorns. Cuando el Chelsea encajó el 3-0, antes de la media hora del partido, las cámaras enfocaron al entrenador visitante, irremediablemente convertido en el protagonista. Los brazos cruzados sobre el pecho y el rostro petrificado en una expresión sombría retrataban al responsable de la primera crisis de la temporada en la Premier.

Porque Lampard, ídolo local avalado por los medios de comunicación de Londres, comienza a quedarse sin argumentos. El Chelsea, que encadenó su 21ª salida recibiendo goles, sigue mostrándose extremadamente vulnerable. Con y sin Kepa Arrizabalaga en la portería, pues este domingo el técnico volvió a dejar en el banquillo al español, señalándole por la derrota de la semana pasada ante el Liverpool en un conflicto que, tras casi un año de crecida, ha terminado por desequilibrar a todo el equipo. Los tres goles con que el West Bromwich dejó en evidencia la defensa del Chelsea demuestran que los verdaderos problemas del fútbol ni son individuales ni individualizables.

WBA
WBA
3
-
3
CHE
Chelsea
WBA
Sam Johnstone, Bartley, Furlong, Conor Townsend, Semi Ajayi, Dara O'Shea, Grady Diangana (Phillips, min. 73), Sawyers, Livermore, Matheus Pereira (Sam Field, min. 90) y Robinson (Robson-Kanu, min. 65)
Chelsea
Caballero, Thiago Silva (Giroud, min. 72), Reece James, Marcos Alonso (Azpilicueta, min. 45), A. Christensen, Kovacic (Callum Hudson Odoi, min. 45), Kai Havertz, Timo Werner, Kante, Mason Mount y Tammy Abraham
Goles
1-0 min. 3: Robinson. 2-0 min. 24: Robinson. 3-0 min. 27: Bartley. 3-1 min. 54: Mason Mount. 3-2 min. 69: Callum Hudson Odoi. 3-3 min. 92: Tammy Abraham.
Árbitro
Jonathan Moss
Marcos Alonso (min. 7), Reece James (min. 26), Furlong (min. 81) y A. Christensen (min. 85)

Willy Caballero fue titular en sustitución de su compañero sacrificado. El rival hacía pensar en una jornada llevadera. El West Brom acaba de ascender y el Chelsea es el equipo de Europa que más se ha reforzado este verano. Hasta 247 millones de euros ha invertido, según Transfermarkt, en incorporar a Kai Havertz, Timo Werner, Ben Chilwell, Hakim Ziyech y Eduard Mendy. El último es un portero que hasta hace unos días militaba en el Rennes. Tal y como informa The Sun, la misión de Mendy es ocupar el primer puesto de la portería, ya que Lampard ha solicitado al club que se deshaga de Kepa antes del cierre del mercado, el próximo 5 de octubre.

El fichaje de Kepa en 2018, por 80 millones de euros, fue el más caro de la historia del club de Stamford Bridge. Su encuentro con Lampard la temporada pasada, sin embargo, resultó frustrante para ambos. Tras un verano incierto, la apuesta del entrenador en el guardameta vasco duró apenas un partido. Acabó con victoria del Liverpool por 0-2, en la primera jornada, después de que Christensen se hiciera expulsar derribando a Sadio Mané en un placaje inexplicable. Ante uno menos, el Liverpool se desató. Si el 0-1 no pudo achacarse a Kepa, el 0-2 exhibió su nerviosismo en un pase fallido a Jorginho, interceptado por Mané antes de anotar.

Error de Thiago Silva

Lampard pudo cargar contra Christiensen por dejar a su equipo expuesto. No lo hizo. Christiensen conservó la titularidad ante el West Brom. El que la perdió fue Kepa, que a sus 25 años vive la peor coyuntura que puede sufrir un portero joven. La desconfianza dispara su inseguridad, su inseguridad profundiza la desconfianza. Lo que parecía un problema puntual hace un año ha derivado en una crisis que compromete a toda la estructura defensiva. La contratación de Thiago Silva, el viejo capitán de Brasil y el PSG, fichado libre este verano, no parece la solución.

Silva gozaba de una reputación dudosa entre sus compañeros del PSG. Le consideraban un central blando. Un coloso que, en un punto incierto de su carrera, perdió la fe en sí mismo. Lo demostró en el minuto 25, cuando controló mal la pelota y se la dejó en bandeja a Callum Robinson. El delantero irlandés fulminó a Caballero en el 2-0 y el Chelsea no pudo reponerse de la conmoción. El gol de Tammy Abraham en el minuto 93 solo le valió para rascar un punto.

Más información

Lo más visto en...

Top 50