FC BARCELONA

El Barça libera a Luis Suárez

El club azulgrana acuerda con el delantero uruguayo, de 33 años y que negocia con el Atlético, rescindir su contrato a cambio de pagarle parte de la ficha de esta temporada

Luis Suárez, en un entrenamiento.
Luis Suárez, en un entrenamiento.DPA vía Europa Press / EL PAÍS

Se acabó “el sueño que tenía desde chico” Luis Suárez, punta uruguayo de 33 años que está a punto de abandonar el Barça por la puerta de atrás. No por sus números ni prestaciones, sino por la forma cómo se da la salida del delantero centro titular azulgrana de los últimos cinco cursos; peleado con la directiva, puesto en tela de juicio por parte de la afición (molesta por su poca puntería en la Champions) y negado por el nuevo técnico, Ronald Koeman, aunque defendido por su gran amigo Messi. Así, este lunes el Barça y Suárez ultimaron el adiós del jugador para la rescisión de su contrato, que acababa en 2021, por lo que seguramente se irá libre tras ficharlo del Liverpool en 2014 por 81 millones de euros y como tercer máximo goleador de la historia del club (198 dianas), tras Messi (704) y César (232).

Koeman tomó la decisión de prescindir de varios futbolistas de la plantilla como lo hiciera Pep Guardiola al hacerse cargo del banquillo del Barça en 2008, entonces señalados Deco, Ronaldinho y Eto’o, que se quedó un año más porque pidió demostrar su gol. Así, el técnico holandés citó a Rakitic (ya traspasado al Sevilla), Umtiti (sin novedades) y Vidal, que ya ha cerrado su pase al Inter de Milán. También llamó Koeman a Luis Suárez, que ha optado por buscarse la vida lejos del Camp Nou y negocia su incorporación al Atlético a las órdenes de Simeone.

Las negociaciones con el Barcelona se desbloquearon después de que el jugador aceptara la propuesta de la directiva que preside Josep Maria Bartomeu. El club instó a Suárez a buscar la mejor oferta posible y, una vez garantizada, se comprometió a pagar la diferencia para completar la ficha a cobrar durante el año de contrato que le quedaba en el Camp Nou. El club en cuestión es el Atlético de Madrid, que le ofrece un acuerdo por dos temporadas, después de la renuncia de la Juve a incorporar a Suárez. Así, durante la primera campaña, el uruguayo percibiría el mismo dinero que hubiera recibido en el Barcelona con la ayuda del propio Barça y la segunda ya sería a negociar con el Atlético. Esto ocurre porque al club azulgrana le preocupa sobre todo rebajar su masa salarial, aunque Luis Suárez pase a reforzar un rival directo como es el Atlético y le tenga que abonar prácticamente la mitad de su ficha, que asciende a unos 18 millones, durante su primer curso en el Wanda, si finalmente se cierra la operación. Es precisamente esta duda, si permitir reforzar a un rival directo, la que puede frenar la llegada del uruguayo al Metropolitano si el Barça no acepta ese cambio de camiseta.

Masa salarial

Parecía que Suárez se marcharía a la Juventus, club que apostó por él a través de su vicepresidente Pavel Nedved. Pero no todos lo veían igual y, finalmente, el director deportivo, Fabio Paratici, calificó de imposible la operación. “No está en nuestra lista. No es un objetivo. No tendrá el pasaporte italiano durante el mercado de fichajes, así que no podemos ficharlo”, aseguró en Sky Sports. No sucede lo mismo con el Atlético, ya que lo ha reclamado Diego Pablo Simeone, que ya lo solicitó sin éxito antes de que abandonara el Liverpool camino de Barcelona, y ahora a la espera de que cuadren todos los condicionantes. “Es un punta maravilloso, tremendo, extraordinario, fuerte, agresivo e intenso. Asiste y marca desde cualquier lado”, expresó el Cholo hace un par de cursos; “tiene virtudes enormes porque juega con el cuerpo, es potente, hace buenos movimientos y es contundente en el área”. Y, como dicen desde el entorno del técnico, lo que más le gusta (y a la vez le desespera cuando lo tiene enfrente) es que para sus centrales resulta difícil fijarle la marca. Pero aún se tiene que dar otro condicionante para que fragüe la operación.

Sin demasiadas alegrías en la caja, el Atlético no puede incorporar a Suárez sin que aligeren también la masa salarial del equipo, que casi es el 80% del presupuesto del club y que resultó un impedimento para fichar, por ejemplo, a Cavani por unos 20 millones en el curso anterior. Así, el club colchonero pretende desprenderse de Diego Costa o de Álvaro Morata, ya que ambos tienen una ficha que bordea los nueve millones. Las opciones del punta brasileño son reducidas, pues el Atlético lo ha ofrecido sin éxito. Pero sí está cerca de cerrar la cesión de Morata con opción de compra para la Juve. Por lo que Suárez aguarda a la resolución final y la postura definitiva que tome el Barcelona.

Más información

Lo más visto en...

Top 50