FC BARCELONA

Al Barça no le salen las cuentas

El club trabaja en las salidas de Arturo Vidal y Luis Suárez para rebajar la masa salarial

Luis Suárez, tras superar el examen de italiano en Perugia.
Luis Suárez, tras superar el examen de italiano en Perugia.CROCCHIONI / EFE

La plantilla más cara de Europa continúa siendo, por ahora, la plantilla más cara de Europa. El Barcelona necesita disminuir la masa salarial del primer equipo: 392 millones de euros solo en sueldos. Hace tiempo que al club azulgrana le cuesta cuadrar las cuentas: en los últimos dos ejercicios económicos hizo truques de jugadores -como el de Cillessen-Neto y Arthur-Pjanic- para licuar los gastos y el año pasado accedió a un crédito por 140 millones con dos entidades financieras norteamericanas para subsanar sus problemas de tesorería. La crisis económica de la covid-19 agudizó los problemas en el Barça. Aunque el grupo liderado por Messi accedió a rebajarse los salarios, el club necesita desprenderse de futbolistas, sobre todo de los que tienen fichan más elevadas.

En una de sus últimas comparecencias, el presidente, Josep Maria Bartomeu, enumeró una lista de jugadores intransferibles. Habló de Messi, por supuesto, pero también de Ter Stegen, Semedo, De Jong, Lenglet, Dembélé y Griezmann. No mencionó a Jordi Alba, Gerard Piqué, Sergio Busquets, Rakitic, Arturo Vidal y Luis Suárez. Entre los seis acumulaban cerca del 35% de la masa salarial. Cuando asumió en su cargo en el Barcelona, Ronald Koeman conversó con Alba, Piqué y Busquets. Les aseguró que contaba con ellos. Hizo lo mismo con Rakitic, Vidal y Suárez, aunque su intención era la opuesta: no contaba con ellos. Como tampoco lo hace con Umtiti y Rafinha.

El problema es que solo Rakitic ha dejado el club. Se marchó al Sevilla por 1,5 millones, más nueve en variables. Una cantidad simbólica. Lo importante, en cualquier caso, no era el traspaso, sino ahorrarse la ficha. El Barcelona busca una fórmula similar para Vidal y Luis Suárez. El chileno hace días que ya tiene todo pactado con el Inter de Milán. El conjunto italiano se hará cargo de prácticamente todo el salario del exjugador de la Juventus y le pagará cerca de seis millones netos. Vidal se sigue entrenando en el Barça a la espera a que el Inter traspase a Godín para viajar a Italia y cerrar su fichaje.

Situación más compleja para Suárez

La situación de Luis Suárez es más compleja. El primer jugador con el que Koeman entró en contacto fue con Messi. Y, cuando le explicó sus planes al capitán, llamó por teléfono al uruguayo. Por entonces, los dos sudamericanos estaban de vacaciones junto a sus familias en la Cerdaña. El técnico holandés le comunicó a Suárez que no contaba con él. Una decisión que refrendó en sus dos primeras convocatorias ante el Nàstic y el Girona. El problema es que Luis Suárez no encuentra destino. La Juventus está interesada en el uruguayo, pero no está en condiciones de pagar un traspaso. Eso no es un problema para el Barça. La Vecchia Signora necesita también que el uruguayo obtenga el pasaporte italiano.

Después del entrenamiento de este jueves por la mañana, Suárez viajó a Perugia para realizar el examen de italiano necesario para obtener la ciudadanía. El primer escolló ya lo pasó. Ahora tiene que pactar su contrato con la Juventus. Según la Gazzetta dello Sport, el club turinés le ofrece al delantero nueve millones de euros netos por temporada y un contrato de tres años. La Vecchia Signora, por las dudas, trabaja en la incorporación de Dzeko. Si no logra cerrar su paso a la Juve, el uruguayo le exige al Barça entre 15 y 20 millones de euros para rescindir su contrato. Koeman ya advirtió: “Si Luis Suárez se queda, será un jugador más de la plantilla”. Pero al Barcelona no le salen las cuentas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50