SUPERCOPA | REAL MADRID-BARÇA

Campazzo: “No sé qué pasará mañana”

El ‘mvp’ de la final, con la NBA en el horizonte, se centra en disfrutar el presente con el Real Madrid, que logra el 20º trofeo de la era Laso, uno cada 34 partidos

Campazzo, en una entrada a canasta
Campazzo, en una entrada a canasta

El Real Madrid de Pablo Laso gana un título cada 34 partidos. De la Copa de 2012 en el Sant Jordi a la Supercopa de 2020 en el Santiago Martín de Tenerife, un total ya de 20 conquistas, con una contabilidad de 534 triunfos (77,5%) en los 689 encuentros disputados hasta la fecha por los blancos con el técnico vitoriano en el banquillo. En un clásico claustrofóbico, de defensas voraces e intensidad constante, la victoria cayó del lado madridista gracias a un robo providencial de Rudy Fernández sobre Hanga en los instantes finales y al impulso inagotable de Facundo Campazzo.

El Facu decidió la final con 21 puntos (12 en el último cuarto), cuatro rebotes y dos asistencias y se hizo con el galardón de MVP, el cuarto consecutivo que logra tras el de la Liga de 2019 y la Supercopa y la Copa de la temporada pasada. “No quiero pensar más allá de hoy. No sé ni que va a pasar mañana”, respondió el base argentino a bocajarro. “Quiero disfrutar el momento. Es increíble por todo lo que se está hablando, pero mis compañeros me están ayudando mucho. Estoy tranquilo. Estoy dándolo todo por el Madrid y por el momento me quedo dando el cien por cien aquí”, resumió el gran protagonista de la final, esquivando mencionar la NBA con el mismo brío y habilidad con los que dribla a los rivales.

De su mano llegó el 20º título de la era Laso en las 27 finales disputadas por los blancos. “Otro más”, se felicitó Laso. “Estoy muy contento por la pretemporada que hemos hecho, que nos ha ayudado a ser muy competitivos esta semana”, explicó el técnico, que se acordó de todos los componentes de la plantilla antes de analizar la final ante el Barça. “Han parado mucho el partido, no hemos podido correr, pero hemos sabido adaptarnos a todo”, desarrolló Laso, que tuvo una mención especial para los fichajes de este curso. “Tanto Alberto [Abalde] como Carlos [Alocén] nos debían transmitir algo nuevo. No porque lo antiguo esté mal sino porque necesitamos ese refuerzo”, señaló.

También habló Laso de su jugador franquicia. “La situación es muy sencilla, Campazzo es jugador del Real Madrid. Ha hecho una gran Supercopa y ha logrado el MVP. Ahora mismo no pienso mucho en el futuro. Pienso en que el Facu nos ha ayudado mucho a ganar. Ha sido muy importante y ha demostrado su compromiso con el equipo y con el club. Estoy encantado con él. Todo el mundo le quiere mucho”, sentenció el técnico.

Enfrente, Jasikevicius se lamentaba por los detalles. “Vi trocitos del Barça que quiero ver en el futuro. Tengo dolor por la derrota, pero soy optimista. Hemos competido muy bien, pero con esto solo no vale en el Barça”, resolvió. Jasikevicius asistió desde la pista al último relevo jerárquico entre los dos grandes del baloncesto español. En la temporada 2012-2013 —la de su reenganche al Barça con 36 años, después de hacerle campeón de Europa a comienzos de siglo, con 27—, el base lituano ganó la Copa del Rey, pero cayó en la semifinal de la Final Four de Londres y perdió la Supercopa y la Liga ante el Real Madrid. El conjunto de Laso comenzaba a percutir sobre el muro construido por Xavi Pascual. Los azulgrana estiraron su orgullo competitivo logrando un alirón mayúsculo al curso siguiente, pero desde entonces el lasismo fue ampliando su territorio.

Pascual, actual técnico del Zenit de San Petersburgo, dejó el Palau tras ocho años y medio en el banquillo con 12 títulos en su expediente: 4 Ligas, 3 Copas, 4 Supercopas y 1 Euroliga. Desde aquella liga azulgrana de 2014, el balance de títulos entre Madrid y Barça es de 15-3 a favor de los blancos. La Supercopa de 2015 y las dos Copas in extremis conquistadas por Pesic son las únicas incorporaciones al palmarés azulgrana en este tiempo. El balance total del pulso entre los eternos rivales refleja ahora un 20-7 durante la era Laso. Pedro Ferrándiz logró 27 títulos en 13 temporadas en el Madrid; Lolo Sainz, 22 en 14; y, en el inicio de su décimo curso, Laso ya ha conseguido 20 trofeos. Entre los tres entrenadores suman 69 de los 92 títulos oficiales de la sección de baloncesto madridista, el 75% del palmarés del club. “Me llena entrenar, es mi vida. El club estará contento conmigo, por eso llevo tantos años”, cerró Laso tras conquitar la Supercopa, la septima de los blancos, la tercera consecutiva.

Más información

Lo más visto en...

Top 50