FC BARCELONA

Laporta asegura que la deuda del Barça será de 1.000 millones de euros

El expresidente afirma que el club está tramitando un crédito por 800 millones con la banca privada de inversión Goldman Sachs, que suma a los 217 millones de deuda neta

Joan Laporta, en 2015 en Barcelona.
Joan Laporta, en 2015 en Barcelona.vicens gimenez /

Se agota el éxito de la gestión económica de la que presumía la junta de Josep Maria Bartomeu. “Ojalá sea así, pero tal y como van las cosas veo muy difícil que consigan dejar el club mejor de lo que se lo encontraron”, aseguró el expresidente del Barcelona, Joan Laporta. Bartomeu saca pecho con el nivel de facturación de la entidad azulgrana: “De los 415 millones que el club ingresaba en 2010 hemos pasado a los 1.000 millones de euros. Es un trabajo al que hemos contribuido todos. Y habla de un excelente trabajo”. Laporta, sin embargo, pone el foco en la deuda.

Según el último informe presentado por la junta de Bartomeu, la deuda neta se cifra en 217 millones de euros. Laporta reveló que el club está tramitando un crédito por 800 millones con la banca privada de inversión Goldman Sachs. “No sé si ya lo han firmado o si ya han hecho un preacuerdo. Será a devolver en 20 años. Lo tienen que explicar, como también lo del Espai Barça y lo del naming rights. Voy a estar muy atento a todo lo que hagan porque pueden perjudicar el patrimonio del club”, explicó Laporta. E insistió: “Será un club con mil millones de ingresos, pero con mil millones de gastos y mil millones de deuda. Y eso será muy difícil para el que venga. Lo que se les pide es que dejen todos los instrumentos para revertir esta situación. Y, por lo que veo, me parece que eso no está sucediendo”. Según el Barcelona, los 800 millones que el club negocia con Goldman Sachs se utilizarán para el desarrollo del Espai Barça (en un principio se había tasado 600 millones).

El verano pasado, el Barcelona ya había acudido al mercado de crédito. Consiguió 140 millones de euros a través de fondos de inversión norteamericanos. Falto de liquidez para afrontar las deudas, el Barça también necesita utilizar herramientas contables para cuadrar los números. Por ejemplo, la última operación con la Juventus, que terminó con el trueque entre Pjanic y Arthur. Una maniobra calcada a la que ya había utilizado la campaña pasada con el Valencia, que le permitió cerrar el balance con 4,5 millones de beneficio neto. “Eso del cambio de jugadores es ir contra la esencia deportiva. Y tiene que ver con la mala gestión económica del club. El cambio Pjanic y Arthur está pensando solamente en lo económico”, se quejó Laporta. El club computará los 72 millones de la venta de Arthur en este ejercicio, mientras que los 60 millones de la compra de Pjanic los amortizará en cuatro años: 15 millones por curso.

“En 2010, le dejamos un club que era referencia a nivel mundial. Han pasado ya unos años y ellos aprovecharon mucho tiempo lo que les dejamos. Dudo que puedan dejar un club mejor del que recibieron”, insistió Laporta. Todavía no está seguro si será o no candidato en las próximas elecciones previstas para junio de 2021. “En diciembre decidiré si me presento o no. Me hace ilusión y cada vez tengo más ganas”, sostuvo.

Preocupación por Messi

Messi paralizó la renovación de su contrato, descontento con la situación del club. “No tengo ninguna duda sobre su continuidad porque su futuro está aquí, futbolísticamente y después del fútbol; es el mejor jugador de la historia y está en plena forma”, intentó tranquilizar Bartoumeu a la afición del Barcelona. “Hay que crear las condiciones adecuadas para que siga y se encuentre a gusto y pueda durar algunos años más. Quiero que Messi esté en el 2021, pero me da miedo que alguna decisión de la junta pueda llevar a una decisión quizá irreversible”, concluyó el presidente del Barcelona entre 2003 y 2010.

Más información

Lo más visto en...

Top 50