FC BARCELONA

Arthur, de ‘xavi’ a negocio

El Barcelona acuerda con la Juve traspasar al medio de 23 años por unos 70 millones, una operación necesaria para cuadrar las cuentas y que incluye el fichaje de Pjanic

Arthur, en el partido del Barcelona ante el Athletic.
Arthur, en el partido del Barcelona ante el Athletic.PAU BARRENA / EL PAÍS

Arthur Melo (Goiania, Brasil; 23 años) ha claudicado finalmente después de no sentirse querido por el Barça y ha aceptado su traspaso a la Juventus por cerca de 70 millones de euros. La operación incluye en contrapartida el pase de Miralem Pjanic (Tulza, Bosnia; 30 años), centrocampista del equipo turinés, al club azulgrana por aproximadamente 55 millones. “Falta afinar números, pero nos quedará una diferencia a favor de esos 15 millones”, aseguran en el Barça. Un trueque extraño que atiende a asuntos financieros más que deportivos, y que evoca al realizado por el club azulgrana el pasado verano con el Valencia cuando intercambió al portero Cillessen por Neto. Las necesidades económicas apremian antes de llegar al 30 de junio, cuando hay que cerrar los ejercicios en los despachos del Camp Nou.

El Barcelona aspira a obtener un beneficio contable de unos 35 millones. Arthur costó 31 en 2018 y firmó un contrato hasta 2024. Dos ejercicios después, el club azulgrana se ahorra cerca de 20 millones correspondientes al saldo de amortización, cifra a la que le suma el beneficio de 15 millones por la operación del canje entre el brasileño y Pjanic. “A nivel económico es una operación espectacular”, subrayan en el club. El Barça, antes del revés económico que le ha supuesto el parón por la pandemia, ya tenía presupuestado ingresar por traspasos 124 millones, lo que le permitía generar un presupuesto récord con 1.047 millones de ingresos. El Barça vendió a Malcom (fichado un curso previo) por 40, Denis Suárez se marchó al Celta por 12,9, el Bayern pagó 8,5 por la cesión de Coutinho y ahora la Juve pondrá cerca de 70 por Arthur.

Se sorprendió Arthur cuando en el momento de llamar a los despachos para realizar la mejora de su contrato pactada en el momento de su llegada, el Barça le comunicó que pasaba a ser transferible y se le invitaba a buscar un nuevo destino. El Barcelona necesitaba dinero y tienen a la venta a la mayoría de sus futbolistas. Entonces apareció la Juve, que estaba dispuesta a fichar a Arthur a cambio de incluir en la operación a Pjanic, un volante veterano que se distingue por su juego entre líneas y que siempre le gustó a la secretaría técnica azulgrana.

El Barça pactó con la Juve y con Pjanic. El bosnio, que cobrará aproximadamente la misma cantidad que en Turín pero no tendrá los mismos beneficios fiscales, arregló su contrato hace dos meses. “Está encantado de jugar con Messi”, explican desde su entorno. A la Juventus, sin embargo, no le fue tan fácil convencer a Arthur. El brasileño no quería saber nada acerca de moverse de Barcelona y hasta envió un comunicado para ahuyentar posibles ofertas. “Siempre hay especulaciones pero sinceramente mi idea es muy clara: la única opción que me interesa es seguir en Barcelona. Estoy muy seguro y tranquilo”, publicó a finales de abril.

La insistencia de la Juve

El Barça insistió; la Juve, también. Tras largas conversaciones, en las que intervinieron su padre y su hermano, Arthur se ha convencido de aceptar la oferta del club bianconero. Básicamente, triplicará su salario. Además, le ofrecen protagonismo en el equipo de Maurizio Sarri. El técnico italiano no quiso valorar el posible fichaje de Arthur, como sí había hecho su homólogo del Barcelona con el de Pjanic. “Es un gran jugador como lo son decenas de ellos que salen todos los días en la prensa”, dijo Setién. “No me ha gustado que el entrenador del Barcelona hablara de Pjanic porque es mi jugador”, replicó Sarri.

El cambio es difícil de justificar futbolísticamente si se atiende a la edad de los protagonistas y supone un nuevo revés para la política deportiva azulgrana porque Arthur fue recibido como el sustituto de Xavi. Incluso Messi anunció que el juego del brasileño le recordaba al del excapitán del Barça. Arthur, sin embargo, ha sido un jugador muy discontinuo, tímido, sin verticalidad, y apenas se cuentan actuaciones extraordinarias en su currículo si se exceptúa un partido de la Liga de Campeones disputado contra el Tottenham en Wembley. Ha disputado 71 encuentros con la camiseta azulgrana, en los que ha marcado cuatro goles y ha dado seis asistencias. “A corto plazo, el Barça sale ganando con la operación. Pjanic le va a dar mucho más a nuestro equipo de lo que le da Arthur”, apuntan en el Barcelona.

A falta de que se cierre la operación para viajar a Turín, a Arthur todavía le queda camino en el Barcelona. Como este sábado ante el Celta (17.00, Movistar LaLiga). “Espero que todo este ruido no le afecte y, que si juega, trate de dar lo mejor de sí mismo. Debe mantener su compromiso hasta el último día y ser profesional en el club que le paga. Estoy seguro de que Arthur lo va a cumplir hasta el último día”, concluyó este viernes Setién.

Más información

Lo más visto en...

Top 50