LaLiga

El último derbi de Banega

Lopetegui destaca la dedicación del argentino, que jugará en el fútbol saudí y quiere despedirse a lo grande del Sevilla

Banega dialoga con Suso.
Banega dialoga con Suso.Toni Rodriguez

“Quiero despedirme a lo grande, brother”. El mensaje de Banega a un alto empleado del Sevilla deja a las claras la intención del internacional argentino en la previa del que será su último derbi. Banega, uno de los capitanes de la plantilla andaluza, jugará en el Al-Shabab saudí cuando acabe el actual campeonato. Inmerso en una delicada situación, puesto que acaba contrato el 30 de junio, el parón de la competición por el coronavirus hará que su adiós del se retrase hasta finales de julio. “No le ha afectado lo más mínimo estar dos meses más con nosotros. Su implicación ha sido tremenda”, resaltan desde la entidad sevillista. Eso a pesar de verse envuelto en la polémica cuando su mujer subió a una red social una comida con compañeros en la que se incumplía el protocolo impuesto por la crisis sanitaria. “Fue un error, pero se arregló de manera rápida”, resaltan las mismas fuentes, que también reflejan cómo dio la cara al pedir disculpas al cuerpo técnico y a sus compañeros después del incidente.

“Ever está igual que siempre. Yo le doy un 10 tanto en compromiso como trabajo a pesar de tener unas circunstancias contractuales especiales”, resaltó Julen Lopetegui en torno a la conducta de uno de sus capitanes. Banega es un jugador imprescindible en los esquemas del técnico vasco. Ha jugado 23 partidos de LaLiga, tres de Liga Europa y tres de la Copa del Rey. Ha marcado dos goles y sigue siendo una referencia en el Sevilla, club al que llegó en 2014 en una primera etapa. Ganó dos torneos de la Liga Europa antes de emprender una aventura en el Inter de Milán que duró tan solo un año. Desde 2017 volvió a ser indiscutible en el Sevilla a las órdenes de entrenadores de diverso perfil como fueron Eduardo Berizzo, Vincenzo Montella, Pablo Machín o Joaquín Caparrós.

En su segunda etapa en el Sevilla fue asumiendo responsabilidades. Más maduro y consecuente con sus responsabilidades como capitán, Banega, de 31 años, se ha ofrecido a dar la cara ante los medios después de alguna derrota, ha asumido malas actuaciones personales y ha sido capaz de romper en el vestuario la coraza con la que se blinda de cara al exterior. Por eso ha llamado la atención cómo apadrinó a Reguilón desde que llegó del Madrid. En la caseta, no obstante, su gran amigo es el Mudo Vázquez. En cuanto a sus resultados en los derbis, Banega ha disputado un total de nueve partidos de la máxima rivalidad contra el Betis. Ganó cinco, empató dos y perdió otros dos. Dos de estos encuentros, que se saldaron con victoria, se dieron en la Copa del Rey en la temporada 2015-16.

“En mi cabeza también está el que será el último derbi que juegue, así que voy a disfrutarlo”, afirmó Banega a los medios oficiales del club el pasado 3 de junio. Será el primero de los 11 partidos que marcarán el adiós del argentino al Sevilla. Cuando se supo que había fichado por el Al-Shabab, Banega emitió un comunicado en donde hizo públicos sus dos equipos: Newell’s y el propio Sevilla. La meta con la que sueña Banega sería despedirse ganando un nuevo título de la Liga Europa. El Sevilla se enfrenta en los octavos de final a la Roma y Banega, un sevillista más, quiere decir adiós levantando una Copa.

Lo más visto en...

Top 50